Histórico
28 enero 2009El Enganche

La fuerza de los tifosi

sansirokaka

Italia es uno de los países donde más ultras hay en Europa. Campan a sus anchas por los estadios y fuera de ellos, lo que indica la fuerza que tienen y que en ocasiones han llegado a ejercer.

Ya lo demostraron en noviembre del 2007, cuando tras la muerte de Gabriele Sandri, aficionado del Lazio, llegaron a paralizar a un país entero. Todos los ultras se manifestaron en los partidos de sus respectivos equipos e incluso lograron suspender un Atalanta-Milán por sus propios medios, viendo que la Federación Italiana no tomó las medidas que ellos creían oportunas.

Su última actuación, ésta de forma pacífica, fue el pasado fin de semana en el campo del Milan y más concretamente en la Curva Sud, sector de aficionados más radical de este equipo, tuvo lugar un acontecimiento que mostró también el sentimiento y como se vive el fútbol desde las gradas más animosas de los estadios italianos.

En la citada curva, se congregan alrededor de 5.000 tiffosis, los cuales están divididos en diferentes grupos. Por ella han pasado grupos que ya no están y otros que se han fundado hace poco. Éste fue el caso de Fossa dei Leoni, ya desaparecida hace años, mítica por su gran cantidad de socios o el caso de Alternativa Rossonera, que ha cogido protagonismo tras la desaparición de la primera.

Su club quería vender a su emblema futbolístico, Kaká, y estos aficionados empezaron a sacar pancartas o estandartes en los que se pedía la continuidad del futbolista brasileño. Además, un sector no salió a animar a su equipo durante un tiempo como señal de protesta.

Al final del mismo, Kaká se dirigió a este sector del estadio con la mano en el corazón. Todo parecía indicar que al día siguiente, desde el club lombardo se comunicaría la marcha del futbolista a la Premier.

Un día después, una gran concentración a las puertas de la sede del club congregó a cerca de un millar de tifosis que, arropados por banderas, bufandas y pancartas, dieron un poco de colorido a la noche milanesa.

Kaká agradeció el gesto asomándose al balcón y mostrando su camiseta. Hace años, Shevchenko, en su primera etapa en el club, fue fotografiado en la misma Curva, poco antes de marcharse al Chelsea.

En Italia se quiere mucho a determinados jugadores y ello se ve en la cantidad de estandartes (bandera con palos a ambos lados de la misma) que tienen los ultras italianos. En la Sud tienen uno del astro carioca y eso demuestra su consideración.

Al final Kaká se queda en el Milán con sus tifosis, esos que le animan sin parar y que pierden su tiempo cada domingo para animar. Incluso a veces cuando no juega su equipo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche