Histórico
7 enero 2009Francisco Ortí

La decisión de Amauri

Tras recopilar críticas y premios en la misma medida con Las confesiones de Nat Turner, el novelista estadounidense William Styron quiso asaltar de nuevo las listas de superventas con La decisión de Sophie. En ella narra la historia de una inmigrante en Estados Unidos, superviviente de Auschwitz, que se vio obligada por un médico de las SS a tomar cruel decisión: elegir quien debería continuar con vida entre sus dos hijos Eva y Yan.

En el mundo real, otro inmigrante, éste en Italia, se verá obligado a tomar su propia decisión, afortunadamente no tan inhumana ni con funestas consecuencias. Brasil o Italia, madre biólogica o madre adoptiva, ese es el dilema que deberá resolver en los próximos días Amauri Carvalho de Oliveira, delantero de la Juventus de Turín.

El atacante brasileño, de 28 años, obtendrá el pasaporte italiano en cuanto su esposa Cinthya, quien reside en Italia desde hace más de 10 años y ha pedido la ciudadanía italiana, logre la doble nacionalidad . Entonces será cuando Amauri pueda ser convocado por Italia y deba decidir si acepta marcar goles para la Azzurra o para la Canarinha. De momento, la única pista que ha dado es que podría decir que no a las dos.

“¿Brasil o Italia? Podría decir no a los dos, no quiero ponerme en subasta entre dos selecciones”, aseguró el delantero de la Juventus en una entrevista publicada por la Gazzetta dello Sport. Sin embargo, reconoce que en Italia se siente como en casa: “Soy un brasileño atípico, en mi casa se come pasta y vivimos a la italiana”. Un claro guiño para Marcello Lippi. Dunga, por su parte, intentará tentarle para la verdeamarehla antes de que logre el pasaporte italiano y así vetarle para los azzurri.

Casi ocho años después de su debut en la Serie A, Amauri todavía no conoce lo que es defender la elástica de un país en competiciones internacionales, ni siquiera en categorías inferiores. Ahora tiene la oportunidad de elegir entre las dos selecciones más laureadas del planeta fútbol, algo que a él no le quita el sueño. “Permítame que sea claro: no necesito un equipo nacional“, afirmó el apátrida futbolístico.

George Weah, Ryan Giggs, George Best, … ¿Les suenan los nombres, verdad? Ellos consiguieron triunfar sin necesidad de participar en un Mundial. Amauri los toma como modelo y se fija una única meta: “Ganar, quiero ganar, yo nunca he ganado nada, ése es mi gran deseo”. Brasil o Italia le brindarían una plataforma perfecta para nutrir su palmarés si finalmente elige una de las dos. En la novela de Styron Sophie decidió mantener con vida de su hijo Yan, el más enfermo de los dos. ¿Cual será la decisión de Amauri?

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche