Histórico
8 enero 2009Francisco Ortí

El pequeño Goliat

El relato bíblico de David y Goliat es sobradamente conocido. El pequeño David se enfrenta a Goliat, un gigante de tres metros, y logra vencer armado únicamente de su ingenio y una onda cargada con una piedra. Para escapar de lo habitual, imagínense por un momento que los dos protagonistas de la historia intercambian sus papeles. No sólo en cuanto a lo que se refiere a la victoria final, sino también al tamaño de los contendientes. David será el gigante derrotado, y Goliat el pequeño vencedor.

Ahora ambientemos el enfrentamiento en la actualidad y convirtamos el campo de batalla en el terreno de juego de un campo de fútbol. David se apellidará Silva y no será gigante en centímetros, sino en talento. Goliat, en cambio, será Pablo Pinillos, limitado técnicamente, pero sobrado de carácter y capacidad de sacrificio.

Si nuestros particulares David y Goliat se enfrentarán la mayoría apostaríamos a favor del primero avalados por sus victorias ante rivales de mayor envergadura como Materazzi o Terry, o por su lustroso palmarés donde luce radiante la Eurocopa celebrada en el 2008. Sin embargo, como en la Biblia, el pequeño ha resultado vencedor cada vez que se han encontrado.

Pinillos, con el Racing de Santander, y David Silva, con el Valencia, se han enfrentado un total de cuatro veces -contando el partido copero de ayer miércoles- y el balance es muy favorable para el defensa. Tres victorias cántabras, por un sólo empate. En ninguno de los cuatro enfrentamientos Silva logró marcar gol, y siempre tuvo una actuación discreta, muy alejada de las grandes noches que suele protagonizar.

Silva, que pese a ser un gigante también es humilde, señaló hace poco en una entrevista para Superdeporte a Pinillos como el rival que más problemas le ha puesto sobre el césped. “Es un jugador muy pegajoso y contra él siempre es muy pesado. Es el defensa que más problemas me ha dado“, comentó el canario.

Pinillos ha recibido los elogios de Silva con sorpresa y alegría. “¿De verdad ha sido eso de mí? Viniendo de él es todo un halago”, afirmó quien ha vivido en el lado pobre del fútbol durante toda su carrera e incluso se ha visto obligado a posar desnudo cuando no cobraba en el Compostela o a trabajar como albañil durante sus primeros pasos como futbolista profesional.

El próximo miércoles, David y Goliat, Silva y Pinillos, se volverán a enfrentar. Esta vez en Mestalla, un terreno paradisiaco para los cántabros, y con los cuartos de final de la Copa del Rey como premio. Uno querrá cambiar la historia, el otro que se mantenga tal y como está. Lamentablemente, sólo uno podrá conservar la cabeza.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche