Histórico
6 enero 2009Jose David López

Copa África 2010: Angola quiere dar la cara (Grupo A)

angolaCon este post iniciamos nuestro recorrido por la fantástica Copa África que arranca el próximo día 10 de enero. Analizaremos al detalle cada grupo, las selecciones que lo componen, sus mejores jugadores y las opciones de cada uno en un torneo que ‘rompe’ a muchos clubes europeos pero que nos hace disfrutar a tantos otros tras las Navidades. Este es el Grupo A.

Angola: La antigua colonia portuguesa, rica en petróleo y diamantes, quiere mostrarse al mundo como un país en pleno crecimiento y expansión económica. En los últimos años su proceso de reconstrucción nacional sigue a pleno rendimiento, punto focal en el que se imbrican el fortalecimiento de la economía y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población del país. El mismo año que se procederá a una nueva Constitución en el país, esta Copa África aparece como el epicentro donde sostener las esperanzas de una población que confía en el idioma futbolístico para reflejar sus renovadas ilusiones.

Las Palancas Negras relanzaron su imagen tras la milagrosa participación en Alemania 2006, donde no desentonaron, así como en la última CAN, en la que mostraron la fuerza de su colectivo con algunos partidos a gran nivel. Sin embargo, tras el último desastre en la fase clasificatoria para Sudáfrica 2010, donde no pudieron ni tan siquiera llegar a la última eliminatoria (es decir, no entraron entre las 16 mejores del continente), toca reaccionar ante su gente y demostrar que el camino sigue siendo prometedor. Manuel José, un perfecto conocedor del fútbol luso, confiará de nuevo en el dúo Manucho-Flavio (Valladolid-Al Shabab) para crear peligro y definir pues ellos fueron las grandes atracciones en las últimas citas angoleñas. El ‘niño maravilla’ Mantorras, al que las continuas lesiones han ido apartando el cartel de promesa, el veloz extremo derecho Zé Kalanga (Dinamo Bucarest) o el buen mediocentro Gilberto, apasionarán a unas gradas que aseguran un colorido espectacular. Es su momento.

Mali: Bamako, la capital del séptimo país más grande de África, es tachada perennemente como la gran ciudad más pobre del continente y una de las más desfavorecidas de todo el planeta. La mitad de su población vive en la pobreza, sólo un 40% goza de agua potable y 1 simple dólar al día es su sustento económico. Pese a semejantes dilemas, Bamako también es famosa en las últimas décadas por ser la cuna de muchísimos niños futbolistas, esos que en su día sufrieron las consecuencias de la penuria en sus carnes y que ahora, en la distancia, aprovechan para defender y ayudar (muchos de los jugadores organizan eventos y donaciones en masa) a su gente.

Y estos no son otros que los Kanouté, Mahamadou Diarrá, Keyta o Sissoko, cracks consumados en Europa que aún no han logrado dar un salto definitivo en el fútbol africano pese a que se les espera más que nunca. El nigeriano Stephen Keshi se llevar a Angola a todas sus estrellas tras haber fracasado en la fase mundialista donde no pudo con Ghana en su grupo definitivo pero el gran trabajo de cantera que están desarrollando en los últimos tiempos, provoca que ahora no estén solos y, tras ellos, exista una regularidad notable gestada en la Ligue 1, de donde proceden la gran mayoría de convocados. Yaya Keyta (Xerez) y Coulibaly (Auxerre) son dos bajas de última hora que pueden mermar sus aspiraciones teniendo en cuenta que el culé Keyta llegará ‘tocado’.

Argelia: Aunque históricamente el fútbol magrebí ha estado a un nivel superior al centroafricano, el poder de los norteños había decaído en las últimas décadas. Ahora, uno de los motores africanos en Europa, donde exporta ya muchas de sus estrellas, vive quizás el momento más glorioso de su vida tras clasificarse 24 años después, para una fase final mundialista tras la finalísima ante Egipto. Un duelo que rompió la larga travesía por el desierto pues desde 1990, cuando ganó su último título (una Copa África), había desaparecido del panorama internacional. Ahora, prepara a conciencia esta CAN como la opción de poder mostrar sus virtudes y crecer de cara a Sudáfrica 2010.

Rabah Saadane tiene un bloque compacto, perfectamente mecanizado en defensa (su mejor baza) y con varios jugadores que ya compiten a gran nivel en Europa, lo que ha forjado una mayor experiencia en el conjunto. Concentrados ya desde mediados de diciembre, los Zorros de Desierto puede alardear de los goles de un delantero potente y sacrificado como Saifi (Al-Khor), la velocidad y toque de Belhadj (Portsmouth) o la fortaleza de Bougherra (Rangers) y Yahia (Bochum) como pareja de centrales, un aspecto donde se muestran contundentes y superiores a la media africana. Llegan crecidos, motivados y con poco que perder.

Malawi: La Copa África reúne desgraciadamente a países tercermundistas en lo político y social, pero las iguala sobre el césped para otorgarlas sus quince minutos de gloria, para fomentar su igualdad en todos los aspectos. En la CAN 2010 una de esas naciones será Malawi, uno de los países más pequeños del centro del continente y uno de los más afectados por el Sida (un 15% de su población lo padece), que deja la esperanza de vida en apenas 36 años. El fútbol ha servido para intentar mitigar el descontrol de ese problema, organizando todo tipo de actos en los partidos del campeonato nacional porque si hay algo que apasiona a los malauies, eso es sin ninguna duda el deporte rey.

Las Llamas sólo contemplan como éxito deportivo la participación en la Copa África de 1984, con lo que ahora igualan su mejor recuerdo. Dirigidos por el israelí Eli Cohen (como el antiguo héroe judío), los 23 de Malawi aspiran a dar alguna sorpresa en la fase de grupos y lograr alguna victoria ya sería motivo de orgullo. Su convocatoria es un aplauso a lo cosmopolita pues en ella aparecen jugadores que actúan en Sudáfrica, Tanzania, Zambia, Angola y en su propio campeonato nacional, con buena representación del ESCOM United (campeón en 2007 y uno de los clubes punteros en los últimos años en su país). Vienen de dar una pequeña sorpresa al empatar en Egipto en un amistoso navideño (1-1) y sus jugadores más determinantes son el punta Mwafulirwa (Noorkoping), el central Chavala, que tiene mucho gol a balón parado y el killer Msowoya, de sólo 21 años pero que ha marcado seis goles en la fase mundialista.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche