Histórico
3 diciembre 2008Jose David López

La clase A de la Bundesliga

Cuando salen a la palestra los eternos debates sobre el potencial de los campeonatos nacionales, la Premier y la Liga suelen copar los primeros puestos. El fútbol británico se ha metido en el bolsillo a gran parte de los aficionados con su marketing, organización e historia, así como las estrellas que juegan en España siguen siendo hoy en día su mejor aval de éxito.

Sin embargo, un escalón demasiado bajo es ocupado por la Bundesliga, incapaz de competir económicamente con los gigantes continentales y a años luz en su repercusión, pese a que muchos defendamos que su ambiente es sencillamente el mejor de Europa. Todo ello deja un vacío que muchos jugadores saben explotar a las mil maravillas como trampolín, apareciendo entonces algunas estrellas ensombrecidas que reclaman mayor protagonismo. Llegaron como tapados pero tras quince jornadas disputadas ya son la clase A de la Bundesliga.

Ibisevic: Podría considerarse delito no empezar este análisis con la estrella absoluta del campeonato germano. 17 dianas de todos los colores, le colocan actualmente como bota de oro europeo y como máximo exponente del fútbol ultra-ofensivo y alegre que despliega el entusiasta Hoffenheim. El bosnio, como todo jugador que surge del más impredecible de los ostracismos, huyó de la guerra balcánica, pasó por Suiza, Estados Unidos (dicen que pasó por cuatro equipos en unos meses), Francia y Alemania, donde tras jugar en el modesto Aachen, otro de los humildes, el Hoffenheim, apostó por él.

Es un rematador puro, capaz de empalar una volea como cabecear con potencia. Ha sabido rentabilizar sus cualidades como nadie y aprovecha las posibilidades que ofrecen a ellas sus compañeros, veloces, hábiles y con mayor versatilidad. El brasileño Eduardo (aquel crack del Gremio que incomprensiblemente sólo encontró la oferta de Hopp), los africanos Ba y Obasi, o el central de moda en Alemania, el recientemente internacional Campper, son los complementos ideales para que el sueño del TSG 1899 no se quede en el camino.

Helmes: Otra de las grandes revelaciones del año con sus 11 goles y su arsenal de posibilidades ofensivas. Patrick, criado en la humilde cantera del Sportfreunde Siegen (un club del oeste germano), encontró su mejor referente en Colonia, que impulsó su carrera en la Bundesliga 2.

Tres campañas junto a Cristoph Daum, le ofrecieron la regularidad que un crack en ciernes necesitaba y tal fue su impacto hace ahora un año, que el seleccionador alemán, Joachim Low, lo convocó pese a ser jugador de la segunda división. Fue incluido en la lista previa a la Eurocopa 2008 y sólo su presencia en un escalón inferior, le hizo queda fuera en lugar de un experimentado Neuville. Pero su rendimiento atrajo al Leverkusen, donde ha terminado de explotar (en apenas cuatro meses ya se ha ganado la renovación anti-Bayern) y donde se ha ganado a la crítica con goles, mucho carácter y trabajo, ya que es un jugador activo como pocos que interviene en muchísimas ocasiones. Un nuevo ‘killer’ para la Mannschaft.

Tras estos dos goleadores de la nueva hornada, se colocan varios jugadores casi sentenciados a cambiar de aires. El polaco Blaszcykowski (Kuba) es incombustible, frenético en la banda derecha del Dortmund, muy incisivo y con gol, lo que a sus 22 años le hace estar ya en agendas como la del Liverpool. El alemán de origen turco Ozil, ha pegado un pequeño bajón en las últimas jornadas pero en su arranque reflejó la mala operación que selló con su venta al Schalke, donde no le supieron explotar. Habilidoso, con una gran visión de juego y técnica depurada, será en breve el mediapunta de Low, que no le quita ojo en Bremen. A quien sí supieron encontrarle el jugo en el Veltins Stadium fue al competitivo Westermann. Gran cabeceador, con actitud polivalente (ha jugado de lateral, central y hasta mediocentro) y duro en su disparo, es el defensa más en forma del campeonato.

La potente pareja atacante del Wolfsburgo (Dzeko-Grafite), el estupendo central (aún no sabe con qué selección jugar entre Bosnia o Estados Unidos) del Dortmund Subotic, el crecimiento de Trochowski y la reafirmación de Olic en Hamburgo o los aciertos defensivos de Henrique (cedido por el Barcelona) y Kadlec en Leverkusen, son otras apuestas imprevistas pero con rendimiento óptimo. La clase A de la Bundesliga se deja ver.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche