Histórico
6 diciembre 2008Francisco Ortí

La `Cambalhota´ de Leah

En tiempos en los que he fútbol se ha hermetizado las jugadas de estrategia se convierten en un escudero fiel. Las faltas o los córners se ensayan con avidez en los campos de entrenamiento, esperando que sirva para obtener resultados en el gran día. Sin embargo, en la pizarra de un entrenador rara vez aparece dibujada un jugada que se inicia en un saque de banda, el patito feo de la estrategia.

Esta temporada, Rory Delap, del Stoke City, ha inscrito los saques de banda en los libros de estrategia gracias a una inusual potencia que ha dado más de una sorpresa en la Premier League, y Leah Lynn Gabriela Fortune los ha elevado a la categoría de arte.

¿Quién es Leah? Eso os preguntaréis muchos. Pues no juega en la Liga, ni en la Premier League, ni en la Serie A. Ni siquiera es un hombre. Tiene ojos verdes y es pecosa. Se trata de una joven estadounidense de 17 años que ha sido capaz de llamar la atención desde un mundial femenino Sub-20 gracias a su particular estilo en los saques de banda.

Nacida en Sao Paulo y criada en Chicago, Leah posee tanto la nacionalidad brasileña como la estadounidense y hasta los 21 años tiene tiempo para decidir que país quiere representar futbolísticamente. Aunque ella parece que ya lo tiene muy claro: “Adoro Brasil. Me encanta jugar con Brasil. Los brasileños son divertidos y sienten mucho amor por el juego”, comenta la alegre adolescente, quien todavía está aprendiendo a decir sus primeras palabras en portugués.

Pese a ello, Estados Unidos se resiste a perder a Leah y su cambalhota (voltereta en portugués). Esa cambalhota ha sido el arma secreta de Brasil durante el mundial Sub-20 femenino que se está disputando en Chile y ha provocado el salto a la fama de la joven futbolista. Leah es capaz de realizar saques de banda de más de 30 metros gracias a una voltereta previa que le otorga más potencia a su lanzamiento.

La mecánica de su saque de banda es tan fácil de explicar como difícil de ejecutar. Se sitúa lejos de la banda para coger impulso, realiza una voltereta a la vez que apoya el balón contra el suelo y posteriormente lo manda lo más cerca posible de la portería rival. La jugada le ha dado sus frutos a Brasil y le permitió abrir la lata contra Paraguay en la segunda jornada del Mundial Sub-20.

El nacimiento de esta vistosa jugada se produjo durante la infancia de Leah en Chicago. A los 6 años practicó gimnasia rítmica, y cuando se pasó al soccer aplicó lo aprendido sobre la lona. Para los más curiosos, el padre de Leah, quien fue futbolista profesional en Estados Unidos, revela orgulloso que su hija ha sabido sacar de banda con cambalhota desde los nueve años.

Leah no pudo levantar el título de campeón con Brasil en el Mundial Sub-20 y ahora afronta su nuevo sueño: jugar unos Juegos Olímpicos con la Canarinha. Mientras lucha por hacerlo realidad, Leah puede presumir de haber logrado algo que su idolatrado Kaká no ha conseguido. Llamar la atención con un saque de banda. El patito feo también se puede convertir en cisne en el mundo del fútbol.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche