Histórico
21 diciembre 2008Jose David López

El Manchester United, campeón mundial

Europa volvió a imponerse a América. El Manchester United es el nuevo campeón mundial tras vencer en la final del Mundial de Clubes a LDUQuito. Un gol de Rooney en la segunda mitad destapó la idea ultra-defensiva de los ecuatorianos que pudieron ser ya goleados en la primera mitad. Primer título mundial (al menos en este formato) para los ‘Red Devils’ que se confirman como el mejor equipo del año 2008.

La vitola de claro favorito es, en muchos casos, un arma de doble filo para aquellos que lo soportan pero es cierto que en el Mundial de clubes (al menos por los números registrados en las ediciones anteriores), se suelen cumplir los pronósticos con relativa facilidad.

A pesar de que LDUQ se plantó en la finalísima con mayor facilidad de la esperada y volvió a recordar, en parte, a aquél equipo que enamoró en la pasada Libertadores, su potencial era menor que entonces y está muy por debajo del de todo un campeón de Europa. Esa presión para los ‘Red Devils’, obligados a llevarse a Old Trafford el título mundial, quedó en el olvido y los de Ferguson dieron un recital de inteligencia y experiencia con la pelota en los pies. Quito no tenía la más mínima intención de aventurarse y se mantuvo estricto en su idea táctica.

Con el claro dominio de la posesión, sabiendo administrar los espacios, llevando a su rival a la desesperación en busca de la pelota y con la profundidad necesaria para concretar todas esas actitudes, el United pronto llegó a la portería del ídolo Cevallos. Una volea de Rooney, un remate de Tévez, un disparo lejano de Cristiano Ronaldo o un fallo escandaloso del coreano Park, evitaron que Liga se marchara ya al descanso con una goleada encima. Cevallos tenía su día y la pegada ‘diabla’ no encontraba la red. Un milagro que mantenía con vida la final.

Atrincherado en su área, jugándosela completamente a una acción aislada o una contra excepcional, el campeón americano mantuvo la cordura defensiva por imposición de las circunstancias. El United jugaba a placer, con pasos cortos, precisión y agradándose, pero el marcador era una losa que no le permitía relajación alguna.

Todo cambió cuando en los primeros compases de la segunda mitad, Vidic lanzó su mano sobre el rostro del argentino Bieler. Con el colegiado a un metro, el serbio fue expulsado y Ferguson se vio obligado a trastocar su plan retirando a un jugador ofensivo como Tévez e ingresando al joven central Evans. Aquello mermó las ofensivas británicas pese a seguir llevando el peso, y bastó para que los albos dieran un paso adelante en confianza, aunque no en cuanto a alegrías ofensivas. Expectantes y extremando precauciones, sólo un disparo de Manso que obligó a Van Der Sar a una estirada, puso en cierto peligro a los mancunianos.

La lógica, que por momentos se mostró reacia en aparecer, surgió en una de las muchas combinaciones inglesas en tres cuartos de campo. Park cruzó hacia la diagonal para Cristiano, el luso la puso a la llegada de Rooney y éste supo pegarla ajustada desde su lateral al palo opuesto de Cevallos. La ley hacía su presentación y la calma se apoderó de los ‘Fergie Boys’, que por fín había destapado la actitud hiper-defensiva de un rival que tampoco tuvo capacidad de respuesta en la recta final. Bauza buscó con rapidez algunas alternativas con varios cambios ofensivos que no tuvieorn el efecto deseado.

Old Trafford celebra su primer Mundial de Clubes y saca pecho con sus jugadores que han logrado confirmar al Manchester United como el mejor equipo del 2008.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche