Histórico
17 octubre 2008Jose David López

Recta final del apasionante Brasileirao 2008

Pese a que el fútbol brasileño se organizó profesionalmente al nivel que hoy lo conocemos en 1971, no fue hasta 2003 cuando tomó la base actual. Se eliminaron play-off (algo que levantó grandes críticas en el país) y se logran los éxitos o desgracias por pura cuestión matemática. De los 22 equipos de entonces, se han pasado a los 20 actuales en cada categoría pero ha sido en esta edición 2008 cuando verdaderamente ha nacido la sana competitividad, lo que contribuye a un mayor espectáculo, seguimiento y uniformidad con un formato acorde con el país más futbolero del mundo.

Las grandes incomodidades que sufren a lo largo de los nueve meses de competición (10 de mayo a 7 de diciembre), con semanas completamente enloquecidas con partidos de Copa, Copa Sudamericana o Libertadores muchas veces sólo separados por cuestión de horas y no días, se ha traducido esta vez en una adictiva equidad. Para mayor interés y a falta sólo de nueve jornadas, los intereses no se agrupan en la zona alta, sino que es posible ver a auténticos gigantes e históricos sufriendo por salvar la categoría.

A menos de dos meses de competición, son cinco los equipos que se van a disputar el trigésimo octavo título nacional: Gremio, Palmeiras, Sao Paulo, Cruzeiro y Flamengo, sólo separados por cuatro puntos y con choques entre ellos en las jornadas restantes. Son auténticos ‘gigantes’ que entraban en muchas de las previsiones pero que, en ningún caso, prometían ajustarse tanto en la lucha por un Brasileirao histórico con desenlace abierto.

Gremio: El cuadro Tricolor que dirige Celso Roth (un trotamundo que vive su tercera etapa en Rio Grande Do Sul), ha sido el más regular, sin altibajos y manteniendo un nivel de resultados sin estridencias aunque también sin demasiadas concesiones para brillar. Su mayor rentabilidad la ha conseguido en defensa, ya que es con mucho el equipo menos goleado y el que mayor seguridad demuestra en una línea clave dentro de un torneo tan imprevisible y desenfrenado en lo táctico. Roth sabe que su ataque, con Marcel, Reinaldo y el colombiano Perea repartiendo goles, le puede hacer ganar partidos pero será su defensa, donde destacan dos piezas de futuro como Réber y Leo, la que le llevará a ganar el campeonato tras doce años de sequía.

Palmeiras: El equipo de Wanderlei Luxemburgo (que tiene todas las premisas para ocupar el cargo de Dunga en breve), ha sido uno de los equipos que mejor ha sabido transformarse a lo largo del campeonato. Tras ganar el estadual Paulista a puro espectáculo con la figura del chileno Valdivia como estrella, aparecía como uno de los candidatos serios al éxito, pero tras el adiós del crack (está jugando en Arabia) y algunos cambios defensivos que dejaron escapar demasiados puntos en el comienzo, el equipo pareció perder sus opciones. Sin embargo, una racha formidable en los dos últimos meses, les ha colocado a un paso de culminar un año histórico para el Palestra. Los 17 goles del veterano Alex Mineiro, las llegadas de Diego Souza y la calidad de Leo Lima, son sus valuartes, los mismos que le han colocado, además, en cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Sao Paulo: El actual campeón (ha ganado las dos últimas ediciones y suma cinco en total), jamás se descarta de la lucha por el título. Sin grandes elogios pero sin dejarse caer de la zona noble, el Tricolor Do Morumbi quiere su tercera corona consecutiva con un bloque que sufre modificaciones sensibles con demasiada frecuencia y que debilitan, más que a ningún otro rival, su plantilla. La experiencia es su mejor aval y así lo ejemplifican los Rogerio Ceni (suma tres goles este campeonato), su delantero Borges o la gran pareja de llegadores formada por Hernanes y Hugo, personalmente una de las sensaciones. Además, destaca también la movilidad del voluntarioso Dagoberto. Un candidato por decreto que dará ‘guerra’ hasta el final.

Cruzeiro: El cuadro de Minas Gerais fue una de las sensaciones en el inicio del año. Se llevó con autoridad y espectáculo el estadual de Belo Horizonte, e incluso generó ilusiones con sus goleadas en la Libertadores pero fue dando tumbos durante todo el Brasileirao. La baja del boliviano Marcelo Martins, su motor en ataque, fue un golpe que costó superar a los de Adilson Baptista, que ha sabido dotar al Raposa de las armas necesarias para ‘colarse’ entre los favoritos. Con una plantilla extremadamente larga pero con la aparición estelar del jovencísimo Guilherme (nada menos que 17 goles) y el carácter de Gerson Magrao o Ramires, los de Mineirao pueden dar la campanada.

Flamengo: Después de haber liderado durante gran parte de la campaña, el Mengao se vino abajo con una racha negativa de resultados que le hicieron caer hasta la zona media. Aquello, provocado por las ventas de su hombre más creativo, Renato Augusto (Leverkusen) y sus goleadores Marcinho (Al Jazira) y Souza (Panathinaikos). Tras casi tocar fondo y logrando reestructurar las bases del equipo en una gran labor de Caio Junior, el Urubu reaccionó y regresó a una lucha que sólo las necesidades del fútbol local le hicieron dejar. El más grande del país, con 30 millones de hinchas sólo en Brasil, ha pervivido por el buen estado de forma de Paraíba, el mediapunta Visón y el gran zaguero que es Leandro Moura.

Lejos de esa pelea por un título que será histórico por lo competido del mismo, están varios clásicos en apuros. Intentando escapar de las cuatro plazas que llevan a la Serie B se encuentran Fluminense, Paranaense y, sobre todo, Vasco de Gama, que en un año para olvidar puede descender por primera vez en su historia ya que es uno de los cuatro equipos que jamás lo hizo. Lo dicho, un final de campeonato para no negarle interés.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche