Histórico
16 septiembre 2008Jose David López

Su primera noche Champions

La Champions League es la reina madre de todas las competiciones a nivel de clubes. Su entorno, su musiquilla, la expectación que levanta a cada paso, no tiene parangón y, sin ninguna duda, en ella juegan los más grandes del planeta. Esta noche arranca una edición con muchísimos detalles pues hay equipos modestos que han surgido entre los ‘gigantes’ continentales reclamando un lugar que bien merecen por su trabajo y descarada insolencia.

La jornada inaugural será histórica para ‘novatos’ como el Bate Borisov, el Cluj o el Zenit, pero también para otros no tan habituales como Basilea y Shakhtar Donetsk. Suizos y ucranianos representan como pocos los esfuerzos que la UEFA les interpone pese a ser campeones en sus respectivos países, una losa que, en ambos casos, superan con seriedad, profesionalidad y juventud. Ambos son equipos potentes en sus fronteras, ideales para que los jóvenes con ambiciones de crecer a nivel europeo logren brillar y reclamar una oportunidad al primer nivel. Esa meta la encarnan a la perfección dos de los más prometedores delanteros del momento, Eren Derdiyok y Marcelo Moreno.

Derdiyok, de orígen turco pero natural de Basilea, es la mejor apuesta de futuro de Suiza y así lo lleva evidenciando desde que con sólo 16 años debutara en la Superliga helvética con el Young Boys, uno de los clubes que mejor trabaja sus categorías inferiores. Su aparición fue a mitad de campaña pero no se movería del once titular hasta el final de la misma puesto que sin llegar a la veintena, sumó diez goles que lo alzaron al primer plano. De allí pasó a las inferiores de la selección suiza donde sumó 14 goles en una docena de partidos (con la Sub 17 y la Sub 21).

Antes de su confirmación definitiva, Derdiyok aceptó la propuesta de uno de los equipos con más fuerza del país, el Basilea, donde pasó un primer año negro por su falta de minutos hasta que logró ganarse la credibilidad de la hinchada Bebbi con trece dianas hasta la fecha. Una de ellas, la conseguida hace unas semanas ante el Vitoria de Guimaraes en la fase previa, les mandó directamente al bombo europeo tras un partido disputadísimo (2-1 con remontada suiza). Valentin Stocker, compañero en al dupla en algunas ocasiones, lleva el mismo camino con 19 años.

A sus 20 años recién cumplidos, tras haber debutado con la selección absoluta en Wembley donde logró un gol y ya como internacional fijo tras su presencia en la Eurocopa, donde fue el jugador más joven, Eren tiene esta noche (si unas molestias musculares que arrastra no lo impiden) su primera cita Champions. Su velocidad, corpulencia (mide 1,89) y calidad, son la esperanza para un fútbol en progreso y para un equipo, el de Christian Gross, capaz de dar el susto a más de uno en su precioso St.Jakob Park.

Sobre el mismo escenario, con el mismo objetivo persuasivo de hacerse notar pero del bando contrario, estará Marcelo Moreno. Curiosamente, como su rival, el potente delantero boliviano tiene orígen brasileño e incluso disputó varios partidos con las inferiores de Brasil antes de decantarse por el conjunto de Erwin Sánchez, donde es y será la gran atracción. La exigencia de ser el 9 de la ‘canarinha’ y su raíz boliviana le bastaron para decidirse por los Altiplánicos.

Allí empezó su trayectoria en el singular Oriente Petrolero, donde pronto se destacaría llamando la atención del fútbol brasileño. Por su corpulencia, potencia de disparo (su gran cualidad) y capacidad para bajar balones, Marcelo Moreno no parecía ajustarse al perfil de delantero capaz de ganarse el respeto del Brasileirao pero primero en Vitoria y después en el Cruzeiro, logró despaparse con un as de futuro con más de 40 goles y una participación estelar en la pasada edición de la Copa Libertadores.

Como sucede con muchos de los grandes proyectos de cracks que originan los equipos sudamericanos, la necesidad económica llevó al cuadro Raposa a vender y tras varias ofertas interesantes de primer orden, el jugador se decantó por la del Shakhtar ucraniano. No era la más atractiva en lo deportivo porque la aclimatación (ha disputado cuatro partidos y aún no ha marcado) es más dura de lo normal, pero sí le llenó los bolsillos porque de los 14 millones que pagaron los de Mircea Lucescu, más de la mitad fueron a parar a sus bolsillos y a los de su agente.

Dos grandes puntos de atención para una jornada inaugural de la Champions que les ofrece la mejor recompensa a su prematuro éxito y les abre las puertas del trono europeo. No les perdáis ojo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche