Histórico
6 agosto 2008Jose David López

El ‘taxi europeo’ del Kaunas

La Champions League es capaz de generar sorpresas ya desde sus primeras fases de clasificación. Cuando los grandes que se la disputarán allá por mayo aún están en pretemporada y ultimando detalles, hay quienes suman semanas de trabajo y ausencia de vacaciones para intentar ‘colarse’ en el olimpo de los gigantes europeos. Aún falta por completarse la 2ª Fase Previa pero ya ha sido suficiente para ver la caída del Sub-campeón de la UEFA, un Glasgow Rangers que necesitaba al menos empatar con goles (0-0 en la Ida) en Kaunas y que terminó hundido en su estilo y en sus precarias cualidades futbolísticas (2-1).

El modesto (a nivel europeo) Kaunas, aguantó como buenamente pudo en Ibrox Park y remató la sorpresa en el misterioso Dariaus Gireno, donde no más de 3.000 espectadores aún conservaban expectativas de milagro. Sin embargo, por el transcurso del partido, no podría tacharse de algo inesperado. Cierto es que al filo de la media hora calmó los nervios de los ‘protestantes’ al aprovechar un excelente pase de Novo pero siempre fue el Kaunas quien mostraba ambición, hambre y motivación, aunque dentro de un ritmo muy bajo.

Los escoceses, que conservan la base del pasado año más la llegada de Miller en la delantera, fueron incapaces de generar peligro más allá de jugadas a balón parado y balones largos, un estilo mil veces visto, previsible a todos ojos y fácilmente vulnerable. El campeón lituano creció y antes de llegar al descanso, Radzius sacó un disparo impecable a balón parado que hacía confiar. Con mucha presión y encerrando a los de Smith, Pilibaitis confirmaba el pase con un cabezazo en el primer poste tras saque de esquina. Fútbol base, arcaico y de nulas alegrías ofensivas pero que empleado ante un rival que es incapaz de trastocar ese guión, iguala las fuerzas hasta lograr el premio. Una vez más se ejemplificó que el nivel medio-bajo está igualándose día a día.

Sin embargo, pese a las evidentes carencias del sorprendente Kaunas, no podemos ignorar los esfuerzos de la entidad por dar un paso adelante y, en ese ámbito, es imposible no citar al multimillonario Vladimir Romanov. El presidente del club lituano tiene cientos de negocios y empresas por toda la antigua Unión Soviética pero sus inicios fueron realmente exiguos cuando tuvo que hacerse cargo de su familia a los 16 años tras morir su padre. Con mucho carácter, Romanov aprendió a conducir y se hizo taxista para ir ahorrando hasta montar varias pequeñas empresas. El momento que vivía el país le benefició y en unos años pasó a ser jefe de empresas textiles, aluminio y hasta televisión.

Ya con riquezas que repartir, el jefe lituano entró en el fútbol como tantos y tantos multimillonarios pero, en su caso, quiso dar alas a un Hearts que pasaba una crisis galopante. Su aportación, lejos de darle la fortaleza para competir con el dominio del Celtic y Rangers (que casualidad), tan sólo le permitió sacar al club de sus problemas con hacienda. Años después decidió dejar a su hijo el dominio del Hearts y adueñarse del Kaunas y del MTZ-Ripo de Bielorrusia.

La nómica que puede ofrecer a jugadores de mayor caché no ha sido suficiente por ahora y en su club, sin estrellas, sólo destacan el brasileño Ledesma, el senegalés Mendy o el goleador lituano Grigalevicius. El nombre de mayor peso está en el banquillo, donde el luso José Couceiro, se aventuró a tierras lituanas hace menos de un mes. Ahora, cuenta con un equipo limitado pero con un gran corazón que bien guiado por los dólares de un viejo taxista, se ha encaminado hacia la 3ª y definitiva fase previa. Ahora le espera el Aalborg danés lo que nos asegura un participante inesperado en la fase final. El taxi europeo se coge en Kaunas.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche