Histórico
6 marzo 2008Jose David López

Neuer: Cosecha del 86

El fortificado es uno de los vinos con mayor solera internacional ya que, según se dice en el sector, tiene un toque especial que le hace único para el paladar. Entre estos vinos, que nacieron en el Siglo XVI, se encuentra el de Oporto, conocido en todo el mundo. Los que saben en esto del trago vinícola, destacan su resistencia a las variantes de temperatura y humedad. Sin embargo, la cosecha del 86 salió ‘rana’ y les dejó sin premio, con una borrachera de ocasiones en el tintero y, desde luego, sin Champions.

El Oporto tenía muchos aspectos a favor para acceder a los cuartos de final. El Schalke es un equipo débil a domicilio, que demuestra sus deficiencias cuando se le juega con ritmo y que, desde luego, dista de estar entre los ocho mejores del continente pero que estaba dispuesto a cerrar líneas en torno a su defensa para desesperación lusa. Mirko Slomka, que se jugaba el puesto, pretendía crear un ataque nervioso en Do Dragao y lo consiguió, aunque con la ayuda clave e increíble de Manuel Neuer.

Seguir Leyendo:

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche