Histórico
2 noviembre 2007Guillermo García Uzquiano

‘Pazzolivo’, la alternativa a los grandes

Por Guillermo Uzquiano (colaborador El Enganche)

Hubo un tiempo no muy lejano en el que la liga italiana tenía siete aspirantes a la conquista del ‘scudetto’. Milan, Inter, Juve, Roma, Lazio, Fiorentina y Parma eran conocidos como las ‘sette sorelle’, las siete hermanas. El esplendor económico se acabó y la lista de aspirantes quedó reducida a las potencias del norte.

El fútbol total que practica desde el año pasado la Roma de Spalletti le ha devuelto al pelotón de cabeza. Y esta temporada hay otro equipo que quiere volver a la elite. Se trata de la Fiorentina de los jóvenes. Sí, de los jóvenes, porque aunque en Florencia juegan veteranos como Vieri y Jorgensen y otros no tan mayores pero ya muy curtidos como Mutu y Frey, hay más.


Están los defensas Pasqual y Gamberini, los nuevos Kuzmanovic y Van den Borre (ambos 20 años) y el relevo ya está garantizado con Lupoli, Osvaldo y Hable. Pero sobre todo están Riccardo Montolivo (Caravaggio, 1985) y Giampaolo Pazzini (Pescia, 1984).


Ambos juegan juntos desde los 15 años, cuando coincidieron en las categorías inferiores del Atalanta, una de las canteras más fructíferas de Italia (Donadoni, Tacchinardi, Morfeo…) Tanto Pazzini como Montolivo se aprovecharon de la apuesta por los jóvenes que se realiza en Bérgamo: fueron los artífices del ascenso en 2004 y la consolidación del equipo al año siguiente en la Serie A.Los ojeadores no tardaron en llegar. Sobre todo en el caso de Pazzini, que se estrenó marcando y repitió a la semana siguiente nada menos que contra el Inter. Seis meses después ya se había ganado un contrato con la Florentina. El mismo camino que tomó al verano siguiente su “hermano” Montolivo.


Los dos han tenido problemas para consolidarse como titulares pero lo han conseguido gracias sobre todo a la paciencia de Cesare Prandelli que, aseguran sus más íntimos, está convencido de que lo mejor está por llegar en ambos casos.


Pazzini conquistó el año pasado el ‘Óscar’ del calcio como mejor joven. Y aunque sus números dicen que todavía no es un gran goleador, tiene todas las condiciones para serlo: es dinámico, rápido, potente, maneja bien las dos piernas y es un buen cabeceador. Es sobre todo un jugador de momentos, por la belleza o el oportunismo de sus goles. Como por ejemplo, su recordado tanto a la odiada Juve en un 3-3 nada más llegar a Florencia que le hizo ganarse el favor de la ‘curva viola’. O su exhibición en el estreno del nuevo Wembley hace unos meses, cuando marcó a los 30 segundos el primero de sus tres goles y salió ovacionado por la tribuna inglesa.


Montolivo es distinto. El típico mediapunta de aspecto frágil pero elegante, con una gran visión de juego y de una calidad técnica muy superior a la media. Hasta hace poco su carácter introvertido y la ausencia de garra le hacía tener todas las papeletas para quedarse como la enésima promesa que no acaba de explotar en un fútbol tan competitivo como el italiano. Se le podría
comparar a Pirlo y, como el milanista, ha tenido que retrasar su posición para encontrar acomodo como organizador, la misión que le ha encomendado Prandelli y que está cumpliendo a la perfección, tanto que acaba de debutar en un amistoso con la selección absoluta.

Pazzini y Montolivo también tienen tirón mediático. La firma Nike aprovechó su parecido físico y la amistad que les une para grabar un anuncio haciendo parecer que en realidad eran la misma persona… un personaje llamado ’Pazzolivo’. Sería un excepcional jugador.

Edición: José David López.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche