Histórico
23 septiembre 2007Jose David López

Entre la trampa y el ‘lado oscuro’ del Locarno

Por Poyetan Le Blanch (Colaborador El Enganche)

Ni Lord Darth Vader, todo un símbolo del oscurantismo humano, lo habría hecho tan bien. La capacidad del máximo exponente maligno de la ciencia ficción se quedaría en nada para ejemplificar la sumisión a la hora de analizar la realidad futbolística y social de la Argentina actual. Tanto que es imposible que aparezca Luke Skywalker para salvar al país.

Y hablo de lo social porque el fútbol, en la Argentina como en ningún lugar del mundo, se tiñe a la hora del análisis en un tema social. El sufrimiento, la violencia, la alegría, la política, la economía, en síntesis, la vida de toda una sociedad partida en mil pedazos se vincula tan estrechamente al fútbol que separar el modo de vivir de este país del fútbol sería como imaginar que Franco fue un demócrata avanzado.


Y actualmente, como suele suceder en un país empobrecido por la corrupción, moralmente quebrado y cada día menos culto, la economía se roba la poca decencia que le queda. Y como dije, el fútbol no es ajeno a lo social. Las pequeñas promesas futbolísticas se regalan por la limosna que dejan los derechos de formación, y otros, se recluyen tras nuevos dueños del fútbol para formar parte de su staff.


Y los clubes no son ajenos a este manejo de la economía oscura donde vale el dinero sin saber de dónde viene, y si se sabe, mejor mirar para otro lado. Este es el caso casi puntual de dos equipos que alguna vez fueron grandes, grandes en serio en lo que al balompié se refiere, y hoy, son títeres de la mala gestión y los favores del oscurantismo.


El FC Locarno, un modesto club de la segunda división suiza, se ha convertido en los últimos tiempos en el valedor de legendarias instituciones argentinas como lo han sido Racing y River Plate.


Si lo deseara, el FC Locarno, con los pases registrados en el mercado argentino, podría armar un equipo para ascender de categoría y luego jugar la Copa UEFA. Claudio ‘Piojo’ López, Nicolás Cabrera y el central Gustavo Cabral, de Racing, están inscriptos en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)… como futbolistas del Locarno.


Hace un año, el club suizo compró el 50% del pase de Gonzalo Higuaín (actual jugador del Real Madrid), el 40% de Fernando Belluschi y el 30% de Augusto Fernández. En la misma operación se incluyeron el 30% de los juveniles Mussacchio y Antonio, con lo que River ingresó un total de 13 millones de dólares. Asaí, cerró con superávit la temporada 2005-2006.


La venta apresurada de los porcentajes de las promesas no tenía otro fin que el de que el club antiguamente “Millonario” que preside el Sr. Aguilar pudiera cerrar año a año su gestión con un balance positivo o superávit.


El caso de Higuaín se repite ahora con el jóven de Pergamino, Augusto Fernández. El club suizo vendió al Pipita seis meses después y, aún sin terminar de pagarlo, ya estaba contando ganancias por 7 millones de dólares. Ahora, otra vez, el Real Madrid sale al mercado en busca de la nueva promesa y otra vez, es el Locarno el que sin esfuerzos se lleva gran parte de la tajada.


Según divulgó el periodista argentino Juan Pablo Varsky en el periódico La Nación de Buenos Aires, “El Football Club Locarno es la pantalla de un grupo inversor que inscribe a sus jugadores en este equipo de segunda para no figurar en los papeles como dueño de los pases.


Según los reglamentos, las transferencias deben hacerse de club a club y las personas físicas no pueden ser propietarios de los derechos económicos de los futbolistas. Las caras visibles de este grupo inversor en la Argentina son Fernando Hidalgo y Gustavo Arribas, empresarios que pertenecieron a la escudería del uruguayo Gustavo Mascardi y luego armaron su propia cartera de clientes, la más importante en la región.


El grupo se llama HAZ Sports Agency y tiene un tercer integrante. Es Pini Zahavi, un israelí de 52 años, el Superagente del fútbol mundial. En Inglaterra, su lugar de residencia, lo llaman Mr. Fixit (el señor que todo lo arregla). Fue el intermediario de la operación que depositó a Tévez y a Mascherano en West Ham. Los dirigentes de River le agradecen haber comprado el 50% de Marco Ruben en 3.250.000 euros.


Mr. Fixit está siendo investigado por Scotland Yard y la Oficina de Fraudes por anomalías en varias transferencias. Los multimillonarios rusos como Roman Abramovich (dueño de Chelsea), Boris Berezovski (soporte económico del MSI) y Viktor Vekselberg (hombre fuerte de Renova, la empresa rusa que firmó el contrato con la AFA por 18 amistosos del seleccionado hasta 2011), confían en sus contactos y le sueltan sus respectivas chequeras sin límites de fondos.


Estos magnates sacan el dinero de sus ganancias en las corruptas privatizaciones de empresas estatales rusas durante la década del noventa. Utilizan al fútbol para lavar el dinero y justificarlo ante el Fisco.


Así se vuelven los dueños del fútbol: los millonarios ponen la pasta, los intermediarios la manejan y los clubes compran y venden a los futbolistas. El FC Locarno es el lado oscuro, la pieza esencial para cerrar el círculo y poco importa que su impulso en la liga suiza de 2ª División sea tan pequeño que marche noveno y vea el ascenso como una utopía. Los réditos económicos siempre tienen más importancia que los méritos deportivos…

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche