Histórico
19 septiembre 2007Jose David López

De longevidad y tozudez

Si ‘Billy’ Costacurta quisiera regresar al mundo del fútbol en activo para cosechar algún record más que se le haya quedado en el ‘tintero’, difícilmente podría pensar que uno de ellos sería el de la longevidad.

El ya retirado central milanista lideraba desde la pasada campaña la lista de jugadores veteranos que se habían vestido de corto en la Champions League y es que con 40 años y medio a sus espaldas, las noches europeas ya estaban fuera de su alcance o, al menos, sí para sus piernas. En el fútbol tan estricto físicamente que se practica a día de hoy, resulta incomprensible que con esa edad aún se pueda estar al máximo nivel pero siempre hay quien rompe los estribos: Ballotta.

El portero laciale tumbó la leyenda perdurable e impuso su propio registro con nada menos que 43 años y 168 días. Su cita ante el Olympiakos era con la historia, con el afán de superación y un llamamiento a San Judas Tadeo, para hacerle ver que sus imposibles, con trabajo, se acercan más a la realidad.

Y es que realmente es un auténtico revés y todo un imposible el que ha logrado que este récord se supere. La portería del Lazio ha sido siempre propiedad de Peruzzi pero con su retirada, todo han sido problemas Carrizo (meta de River) iba a ser su sustituto pero problemas con su visado lo han devuelto Argentina.

El suplente, Berni, está muy verde para Delio Rossi y los celestes vivirán todo el año pendiente de que la salud de ‘milenario’ portero no se resienta. El, por ahora, disfruta el momento y no quiere poner “ningún límite” a su carrera.

De impedimentos, pero resueltos a base de carácter ganador, tiene un doctorado Cristiano Lucarelli. El delantero italiano, un auténtico ‘capo canioneri’ de la Serie A y aquél que más se ajusta al nueve clásico del Calcio, perdió su batalla a la tozudez en su querido puerto de Livorno.

Allí, estuvo muy cerca de hacer historia con su hinchada toscana, la misma que lo ensalza como su líder comunista debido a la intensidad política del ariete (su padre fue militante). Lucarelli dejó ofertas de todo tipo para llegar a Livorno y llevarlo a Champions, una tarea complicadísima que ni su condición de héroe ni su habilidad para destrozar registros goleadores, pudieron alcanzar.

Entre lágrimas de sangre, emprendió la aventura hacia Ucrania al aceptar una oferta suculenta e inesperada del Shakhtar Donetsk y poder culminar su sueño europeo. Este martes debutó y, como hizo con la Azzurra, anotó a los pocos minutos. Era el gol de la porfía, de la insistencia y, desde luego, de su carrera. Mientras, en las tribunas del Armando Picchi (estadio del Livorno), flamean banderas con su cara. El paladín cumplió su palabra.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche