Histórico
22 junio 2007Jose David López

Un cromo para el ‘galacticidio’

El pasado 18 de abril se dio el primer paso para el que ya es, a día de hoy, fichaje estrella del mercado veraniego. Aquél día lluvioso, como siempre en Londres, dejó fuera de la directiva Gunner a David Dein, absoluto jefe de operaciones del Arsenal y amigo intimo de Thierry Henry. Apenas unos días después se comenzó a especular que la estrella podía pensar su futuro y dejó unas declaraciones que así lo encaminaban, donde añoraba más ‘control’ con ciertas decisiones que, a su parecer, “nunca debían haberse tomado”.

Ese fue el primer golpe serio, un mazazo a una afición a la que el galo había prometido fidelidad tras caer en la final de Champions 2006 pero un momento en el que Ferran Soriano, vicepresidente blaugrana, supo ver la posibilidad de llevárselo al Camp Nou.

Ahora, apenas 3 meses más tarde, la realidad es contundente, Henry es azulgrana y se abren cientos de incógnitas. Todos conocemos al francés, su velocidad, su calidad, su regularidad goleadora y sus alardes de prepotencia debido a una superioridad tremenda sobre sus rivales, al menos en lo físico, por lo que no es extraño que pese a que cumplirá 30 años al inicio de la Liga, firme por cuatro años. Su jerarquía, su experiencia, su grado de competitividad… todo es perfecto, un fichaje que suena a oro para una delantera temible pero que puede traer consigo un galacticidio colectivo que Laporta parece haber iniciado con este cromo a base de talonario.

Es irremediable intentar esclarecer quien se caerá del once (Messi, Ronaldinho, Etoó o Henry), así como si es una puerta abierta al camerunés o si, por el contrario, se trata de un simple refuerzo para dar un ánimo inmediato a una afición que ansía alegría después del ‘palo’ liguero. A su vez, es incuestionable no compararlo con la etapa blanca de Florentino. Este fichaje suena a superclase, a crack mundial, a presentación de las que hacen historia y a un cromo demasiado caro quizás para un vestuario ya de por sí conflictivo. ¿Es necesario realmente Henry?

Viendo la facilidad goleadora de los azulgranas y teniendo más que claro que ha sido la fragilidad defensiva su cuenta pendiente durante esta campaña, parecen mucho más encaminados hacia la lógica los refuerzos de Yaya Touré y Chivu, que se cerrarán este sábado. Ambos llegan para cubrir una plaza que hay que reforzar, un ‘punto negro’ en la plantilla y una necesidad generada por la vocación ofensiva de un equipo de Rijkaard. Al holandés parecen haberle metido una estrella más a la que ‘domar’ y no a un jugador solicitado. Y es que ya se sabe que cuando son los ‘seres superiores’ quienes sacan su cartera…

Foto: AFP


Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche