Histórico
1 junio 2007Jose David López

David es aire

Inglaterra coge aire pero sólo eso. El partido histórico que Dunga no quería perderse y que McClaren ansiaba como una venganza personal contra sus detractores (muchos más a cada día que pasa), tuvo todo menos claridad. Pero después de ver la falta alarmante de creatividad británica, visible en sus mínimas llegadas al área rival, es muy fácil saber porqué ha regresado David Beckham a los planes ‘pross’.

Inglaterra tiene complicado, (más de lo que parece) sobre todo teniendo en cuenta lo que muestra, la clasificación a la Eurocopa 2008 y antes de que el ‘varapalo’ disuelva por completo la reputación del seleccionador, ha preferido comerse sus principios y dar un nuevo aire. Con Lampard y Gerrard volviendo a cruzarse en sus funciones y con Owen muy fuera de forma en la delantera, Inglaterra tampoco tenía más, por lo que el choque se antojaba para empate o para lucimiento a balón parado.

En esas ‘guisas’ Brasil golpeó primero, porque Gilberto Silva cabeceó en posición válida un perfecto pase que sólo el asistente vio como fuera de juego y, desde entonces, Beckham y Ronaldinho se citaban una vez tras otra en cada jugada a pelota parada. Uno de los dos iba a tener la llave y aunque ninguno anduvo certero disparando a puerta, el madridista está en racha y dio la razón a quiénes piden su regreso porque sólo el puede dar un pase como el del gol de Terry. Si Inglaterra reclama jugadas de peligro porque es incapaz de crearlas, David tiene que estar en el campo y más en una selección como la de McClaren, que parece dispuesta a golpearse una vez tras otra con el mismo esquema enfermizo de cara al juego alegre y con extremos de otra época. Sin Carrick y sin Rooney, esta sensación gana aún más enteros.

El partido nunca se rompió y ni siquiera se puede decir a favor de la canarinha que haya sabido aprovechar las pocas acciones ofensivas de las que dispuso, como tantas otras veces. Ahora no tiene la pegada de antaño (quizás porque no está Ronaldo) y, salvo Kaká y Ronaldinho (ambos muy marcados), nadie tiene el don y la ambición suficiente para tirar del colectivo. Un día lo hará Diego (salvando los muebles esta vez), otro lo romperá Robinho e incluso es probable que la calidad de otros saque partidos adelante pero es cierto que, a día de hoy, la igualdad es máxima y si eso sigue así… Italia siempre reirá la última. Ahora, Inglaterra tiene al menos otro aire, el aire de David.


Foto: AFP

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche