Histórico
19 junio 2007Jose David López

Connotaciones del mercado

El mercado de fichajes está, después de que finalizara el último campeonato europeo (la Liga), a pleno trabajo. Ya se sabe que con los refuerzos se busca alimentar los ánimos de la afición de cara al futuro, responder con lo que se espera de una entidad o, sencillamente, poder sanear la cada vez más maltrecha economía de quienes ingresan en este negocio del deporte rey. Todos los fichajes van más allá de un simple refuerzo de la plantilla, porque todos buscan un segundo significado, mucho más mediático a veces que la propia llegada a un nuevo escenario.

En Europa ya hemos visto varios ejemplos y, aún esperando que muchos de los grandes den un ‘campanazo’ con el hombre del verano, equipos de primer nivel ya han pegado su primer sprint a tiempo.

El Olympique de Lyon es uno de ellos. Los del Gerland, eternos campeones del campeonato galo, están de nuevo ante una reestructuración en su deseada plantilla. Como se esperan la salida de jugadores clave (Abidal o Malouda), Aulas y los suyos ya se han adelantado con las contrataciones de Bodmer y Keita. Los dos ex-Lille, han demostrado su calidad en la Ligue-One y en Europa e incluso a pesar de tener ofertas extranjeras, ambos han decidido que la opción lionesa es la mejor pues asegura opción a todos los títulos en un ambiente en el que ya son valorados. El mensaje secundario del que hablamos es, en este caso, un aviso serio de que el campeonato francés seguirá siendo territorio del OL, que es, desde ya, el primer favorito para volver a repetir éxito.

Algo similar a lo que el United ha intentado transmitir con Nani y Anderson, pero en su caso, con menor grado de eficacia porque la Premier siempre es mucho más competitiva. Nada se arregla con un par de grandes fichajes de futuro.
Curiosamente, uno de los que también contribuye a esa sensación de futuro alegre en Lyon es, a su vez, la referencia central para otro gigante dormido, el Bayern. Franck Ribery abandonó el Marsella, donde era un semi-dios, para recalar en el peor Bayern de los últimos lustros. Junto a Luca Toni, Zé Roberto, Sosa, Jansen y alguno más que se le unirá en breve (se habla mucho de Klose), pretenden dar de nuevo el nivel a los del Allianz en un año caótico que tenían que olvidar a base de talonario. En este caso el mensaje secundario está más que claro, regresar a la dinámica victoriosa que siempre acompañó al equipo en la Bundesliga.

Hay más, porque en Italia el Milan ha dado un golpe sobre la mesa con la contratación del hondureño David Suazo. La ‘pantera’ es uno de los goleadores ya consagrados en el Calcio y, gracias a su potencia y capacidad de cara a puerta, permite varias alternativas en ataque que Ancelotti intentará explotar. En este caso el mensaje general va más allá de un buen refuerzo, porque se lo han ‘robado’ literalmente a su principal enemigo, un Inter de Milan que lo ha dejado escapar a última hora debido a sus intentos de abaratar la negociación con algunos de sus descartados. Una razón de peso para que Suazo ya sea odiado por la hinchada neroazzurri.

Pero no todos los traspasos hablan de un golpe de autoridad tras un fracaso ni de un ‘roce’ con tu enemigo, sino que los hay que son sinceramente inexplicables. El mejor ejemplo está en Argentina donde Mauro Zárate, que pasa por ser el mejor jugador joven que queda en el país, ha sido vendido por Vélez Sarsfield al fútbol qatarí. Es cierto que el equipo de Liniers tiene una grave crisis económica que ya va a despejar con esta venta (22 millones de dólares) y también que el entorno del jugador vea una auténtica ocasión de oro en lo que a los ‘bolsillos’ se refiere, esta ocasión, pero con 19 años y siendo una promesa, quizás debería haber esperado una mejor opción desde Europa.

Sean mediáticos, conservadores, excéntricos, millonarios o incluso ‘bizarros’ o exóticos, los fichajes siempre guardan connotaciones más allá de lo estrictamente deportivo.

Foto: AFP

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche