Histórico
7 mayo 2007Jose David López

La Premier más cotizada

Mientras Fergie estaba jugando al golf, Ferdinand en el campo con sus hijos y Scholes de mudanza, se decidía la Premier League. A eso de las 17:50 (cuando Gilberto Silva adelantó al Arsenal), debieron sonar todos los móviles de Manchester y el grito retumbó hasta el mismísimo vestuario Blue. Allí, Mourinho y los suyos reestructuraron líneas tras la expulsión de Bouhlarouz y salieron decididos a cumplir una gesta que les mantuviera con vida, como aquella heroica que uno siempre recuerda haber soñado y que, por momentos, con entrega, poderío físico y una mentalidad ganadora a prueba de golpes, parece hacerse efectiva.

Para mayor orgullo de la parroquia Blue, no fueron los nombres de talonario quienes tuvieron que dar la cara, sino aquellos otros que forman el verdadero ‘bloque’ de un equipo y los ‘viejos rockeros’ de la anterior etapa Pre-Roman. Sin Carvalho, Ballack, Drogba o Shevchenko, la mezcla de los Terry-Lampard o los Kalou-Cole, se mentalizó de que nada estaba perdido y remando y remando, se plantó ante un Arsenal que ni con un hombre menos pudo dar una mínima alegría a los suyos (1-1). Ese coraje mezcla de pasión y ambición siempre está patente en un equipo ganador por naturaleza y con una entereza descomunal pero, en contra de todas las alabanzas recibidas por este ímpetu de campeón herido y contra las cuerdas, queda la sensación de que sólo en situaciones tan adversas, los Blues reflejan lo que verdaderamente pueden ofrecer.

No dudo para nada que Mourinho no creyera en la victoria, de echo yo mismo la vi posible, pero quizás debería plantearse la idea de plasmar esa misma grandeza cuando se dejó llevar por la especulación y la pasividad de un campeón quizás demasiado prepotente. Esas citas dejabas en el olvido y salvadas por un ‘destello’ de sus múltiples cracks, le habían llevado a esta situación. Aquella tarde en Riverside, ese puntito ante Fulham en Stamford…no se le puede sacar punta a una temporada tan regular y exitosa en lo resultadista, pero viendo la capacidad mental de este equipo y la respuesta financiera que tiene tras de sí, sólo me queda levantarme y aplaudir al campeón.

Pocos creían en sus posibilidades, pues la fiabilidad del United nunca es equiparable a la de su rival, pero quizás la mayor sensatez, discreción y, desde luego, formalidad que se desprende siempre en Old Trafford, ha sido clave para superar un largo trayecto (que nadie olvide que el United ha sufrido también una masacre de lesiones) con éxito final.

Si el Manchester United ha roto, con un par de detalles bien solucionados (no sólo Cristiano ha destacado), todo ese engranaje creado para hacer de la Premier un Imperio Blue, el campeonato de los Red Devils toma un valor indescriptible, pues no creo que en el mundo haya un equipo capaz de vencer en ‘regularidad’ a una institución tan poderosa, en un general, como el Chelsea. Enhorabuena United, felicidades Campeón.

Foto:AFP

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche