Histórico
3 mayo 2007Jose David López

El paciente inglés

Es un tópico y, en este caso, ventajista además, pero es rotundamente real. El Milan bailó a su gusto con un San Siro entregado como en las mejores noches. Operó a su rival con un comienzo de los que generan dudas, lo manipuló con una capacidad creativa (Kaká, Seedorf y Pirlo) fuera de toda duda e incluso dejó en nada el siempre aguerrido carácter inglés. No hay nada que poder reprochar al Milan que hizo el partido perfecto en el momento deseado, algo que, por otra parte, muchos esperábamos conociendo las aptitudes de uno y otro en situaciones similares a las de anoche.

El Milan es el ‘perro viejo’ por naturaleza de toda Europa. Es una especie en vías de extinción, una perfecta maquinaria engrasada para grandes citas que saca a relucir todas las batallas del pasado y las explota en el día a día con la mayor frialdad posible. La misma de un cirujano. De los verdaderamente grandes en Europa, el Milan supera estadísticas año tras año y demuestra en momentos tensos que su experiencia pesa en las piernas pero, a la vez, en la de su rival. Ese era ayer el United, aunque de rival tuvo poco. Salió descafeinado en el diluvió milanista y no fue capaz de quitarse la presión del ‘zorro’ humeando a su alrededor en busca de la ‘presa’ atenazada y moribunda que naufragaba en San Siro.

Si en tres minutos el Milan te genera dos claras ocasiones de gol y todo el público le lleva en bolandas, poco menos que aferrarte a la contra y al menos, calmar el temporal por minutos cerrando filas pero no, el United no conoce eso. El líder de la Premier es, como ya he comentado muchas veces, el equipo inglés más ‘blando’ lejos de su estadio. No es capaz de competir al nivel de Liverpool (Benítez cambió el guión en los Reds) o Chelsea (Mourinho y su ‘legión’ les hacen el equipo menos inglés) y soy de los que piensan que su estilo británico es la causa principal de ello. O´Shea, Fletcher, Brown, Carrick, Scholes, Giggs y Rooney, son demasiados jugadores con un estilo de juego definitivamente alejado de la competitividad que exhibe la Champions y no digo que no tengan calidad, sino un concepto más arcaico y que poco o nada tienen que ver con la realidad en citas tan importantes.

Otro británico, pero esta vez en el banco, mostró la incapacidad de la que hablo. Ferguson no tuvo respuesta en ningún momento y se dejó llevar ante la improvisación. Meter a Saha a falta de quince minutos no era dar ese punto de mordiente que el equipo estaba esperando. A su favor corre el número de bajas importantes que arrastraba.

Así, mientras el Milan sigue su periplo europeo con la maestría y experiencia de quien compite (con Maldini incluido un año más) aunque sea en el ‘parchís’ y se estrella en el Calcio con un año más que pésimo, el United seguirá su fortaleza en Inglaterra y tendrá que aprender de los errores, aunque lleva años intentándolo desde la humildad británica. Insuficiente a día de hoy.

Foto: AFP

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche