Histórico
23 abril 2007Jose David López

La trastienda del Gerland

Ya me extendí hace un tiempo sobre mi conexión desde la adolescencia con Lyon. Tal vez por ello, todo lo relacionado con el magnífico ambiente futbolero del Gerland, logra un mayor peso específico en mi juicio y es justo ahora, cuando llega un final que, a la vez, desembocará en un inicio con dudas y debates sin solucionar, cuando habrá que tomar decisiones arriesgadas que trastocarán en gran medida lo visto hasta ahora.

Es difícil explicar el sentimiento de un hincha lionés, pues el comienzo arrollador dejó paso a un campeonato zanjado en Navidades para, más tarde, sumar victorias poco convincentes hasta caer en Europa y quedar sin objetivo alguno. Tanto, que de no haber arrasado desde agosto, el pozo de los de Houllier hubiera podido llegara ser letal, pues el descenso de ambición e iniciativa en el bloque ha sido patente y tremendamente dubitativo que genera, una vez más, las dudas de muchos jugadores (no sólo en el Lyon) que han logrado ganar seis títulos consecutivos con autoridad y pierden el sentimiento ganador de sus primeros años.

Como queriendo castigar precisamente a esta falta de ambición, reflejada entre otros en el choque ante el Rennes 0-0 (una victoria como local les daba el título), el destino quiso que el Lyon lograra su sexto entorchado de la manera más inesperada y, a la vez, menos apreciada, ya que la derrota del Toulouse (segundo clasificado) el sábado, daba el título al Lyon sin haber jugado aún y con sensaciones contrariadas. Para ‘adornarlo’ más aún, no pasaron el domingo de un vetusto empate sin goles en el Abbe Deschamps, con lo que la afición lionesa está contrariada. Por un lado, todos se vanaglorian de haber logrado el mayor récord de campeonatos consecutivos (seis) pero, tras este mito se esconden un mar de dudas que hay que afrontar.

La salida de jugadores míticos y casi emblemáticos como Abidal, Malouda o Caçapa, no sólo significa que el proyecto tiene que renovarse sino que ha cumplido un plazo máximo en el que no se han logrado los objetivos (europeos) necesarios para retener en sus filas a jugadores de tanto caché. Es parecido a lo que le sucede al Bayern, donde claman ante la incapacidad de incorporar a estrellas de primer nivel porque la Bundesliga no tiene ese reconocimiento ni prestigio que si guardan en España, Italia o Inglaterra. En Lyon, las buenas artes del presidente Aulas, han servido para poder salvar un vestuario de las manos de los ‘grandes’ que, a pesar de que cada año veía imposible retener a sus cracks (Diarrá, Essien), si logró mantener el bloque compacto del, pese a todo, equipo más importante en la historia del fútbol galo.

Así pues, cuando Houllier ya ha sido afianzado en su cargo para los próximos años y la directiva hará un esfuerzo para que, al menos, Coupet y Juninho no emigren, el Lyon tendrá que saber dar entrada a sus otras grandes capacidades, la de explotar como pocos la cantera (Ben Arfa, Benzema, Bettiol, Benhamida) y la de estirar al máximo las negociaciones en sus traspasos. La trastienda del Gerland necesita reestructurarse.

Foto:

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche