Histórico
20 marzo 2007Jose David López

Condenados a enfrentarse

Ya se atisbaba en el horizonte que Manchester United y Chelsea terminarían la temporada jugándose el título de la Premier hasta las últimas semanas, tal y como se viene reflejando jornada a jornada para disfrute general de los amantes de la sana competición. Lo que no se esperaba, -quizás antes de anoche se daba la opción pero no tan evidente-, es que esa pugna liguera se fuera a trasladar a la Fa Cup, donde ambos están en semifinales y con muchas opciones de verse las caras en una temporada en la que Liverpool y Arsenal se han quedado de vacío demasiado pronto.

Era extraño ver cómo United y Chelsea eran incapaces -hace quince días-, de solventar su pase a semifinales coperas pero más aún lo era que se lo tuvieran que jugar a un ‘replay’ con la cantidad de partidos que llevan a sus espaldas -lo que no gusta a Mourinho ni a Ferguson- y un lunes después de jornada intensa.

En Manchester, el partido volvía a ser ‘trampa’. El United tiene seriamente tocada su plantilla con un problema de lesiones que ya hemos analizado y que, ojala me equivoque, puede tener consecuencias desastrosas a final de temporada en momentos y partidos clave. Neville, Scholes, Saha y Van Der Sar son cuatro fijos lesionados y Fletcher, Solskjaer o Silvestre, otros en la enfermería que ayudaban a sacar adelante partidos con menor caché, como el que se jugó en Old Trafford anoche. Si a esto añadimos que, al ser competición copea, la mayoría de los partidos tienen emoción hasta el final, la intensidad fue enorme y las urgencias fueron a más cuando Rooney desechaba una tras otra las ocasiones, menos que otros días, que el United creaba.

Seguramente, de no ser por la nueva aparición estelar de Cristiano Ronaldo para sacar un penalti a Woodgate y llevarlo a la red justo después, los Diablos Rojos hubieran necesitado un sufrimiento ‘extra’ que les podía haber dejado fuera. El luso, lo expresó con contundencia.

En Londres, la cita del Chelsea era mucho más prestigiosa y de enorme dificultad. El Tottenham va en plena progresión y, además, ya logró vencer a los Blues en White Hard Lane esta misma temporada en Premier, lo que generaba un ambiente de gran partido que, sólo un disparo formidable de Schevchenko pudo romper de su monotonía llena de respeto. A partir de ahí, el Chelsea creció y el Tottenham a la desesperada y con más corazos que creatividad o cabeza, se dejó llevar. La consecuencia, error de Dawson que aprovecha Drogba para dar ánimo a Wright-Phillips y respuesta sin premio de Keane con los Spurs desesperados. El Sevilla pudo apuntar las bases que debe seguir en su eliminatoria europea.

Ahora, con Blackburn y Watford como rivales de poca trascendencia visto lo que está en juego, todo hace indicar que Mourinho luchará por el único título que le falta en las islas y Ferguson, repetir por sexta vez el histórico entorchado. Si a esto le sumamos que Wembley lucirá sus galas de estreno para la ‘supuesta’ final tan lujosa, el choque toma la mayor de las trascendencias en una temporada en la que ambos están condenados a enfrentarse.

Fotos: Yahoo

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche