Análisis e historias del fútbol internacional contadas por los mejores especialistas.

Archivo Mensual: diciembre 2006

¿Y si lo llamamos prepotencia?

Menos mal que la Premier League nos guarda siempre en estas fechas jornadas para poder relamernos de buen fútbol. Es casi la única época en la que el fútbol queda un poco más ajeno a lo cotidiano, aunque rápidamente nos damos cuenta de la importancia que tiene en nuestras vidas cuando nos falta, como tantas y tantas cosas. La Premier saca pecho en Navidad y deja ver una de sus mejores caras, la de ser un espectáculo para el ocio, que tanto abunda en fechas señaladas.

En la última de estas fechas, se ha comprobado aquello de que cuando se juega con fuego, uno se acaba quemando, tal y como le ha pasado a Mourinho y sus hombres. El Chelsea viene de una jornada en la que ha perdido dos puntos -por más que haya logrado uno-, pero quizás haya perdido lo más importante, el respeto que algunos le tenían. Y todo, por un exceso de conservadurismo y prepotencia que se veía venir.

Sus últimos seis goles encajados en sólo tres partidos, hablan de una gran desincronización en defensa, donde se echa de menos la figura de su gran capitán, John Terry, que puede ir para largo. Sin el, los Blues han probado con defensa experimentada Ferreira, Carvalho, Bouhlarouz -central y lateral-, Cole e incluso probando según las circunstancias de partido con Essien -lateral e incluso central-, Geremi y ayer Bridge.


El punto álgido del despropósito llegó con los dos tantos del Reading. El primero de Lita completamente sólo de marca – por más que estuviera en fuera de juego- en el que faltó tirar la línea de fuera de juego a tiempo, y el segundo y definitivo, tras un garrafal error de Cole al despejar contra Essien, que a su vez, llegaba tarde al tímido ataque de los hombres del gran Steve Coppell.

Hasta ahora, en partidos cerrados y con problemas para el Chelsea Drogba ha estado sacando la cabeza -Everton, Newcastle y Reading-, Robben -Wigan-, e incluso Essien ante los Gunners en Stamford Bridge, pero, como se demostró este martes, no siempre hay tiempo y suerte necesaria para poder levantar un partido sobre la hora.

El perfil del problema siempre es el mismo –más allá del poco juego que sale de Ballack-Lampard y de Andrei-. El Chelsea tiene una plantilla con infinidad de alternativas para el devenir del partido, ya sea para jugar a la contra, para cerrarse atrás e incluso para jugársela a balón parado, y conoce que pocos equipos del mundo tienen ese potencial, lo que al final, se convierte en un círculo vicioso en el que el conformismo domino y acaba por llevar a la prepotencia. Esto, va a provocar algún fichaje invernal, casi con seguridad en defensa. ¿Richards?.

Se pudo ver ayer cuando el Reading se adelantó, ya que inmediatamente después, el Chelsea apretó y anotó, como y cuando quiso. ¿Porqué no hacerlo siempre así?, se preguntarán los aficionados Blues.

La victoria del Man.United

La derrota del Liverpool

El resto de la jornada

Fotos: Yahoo

Comentarios (17)

El efecto ‘Pipita’

Cuando hace algo más de un año estaba sentado viendo a River Plate en uno de sus descalabros habituales en los últimos años (1-2 ante Gimnasia), saltó a la cancha un chico al que pronto llamaron ‘Pipita’.

Tenía un correr extraño, era bastante dado a caer por banda pese a jugar casi como punta de referencia y pronto pensé que hacerse un hueco entre Farías, ‘Lucho’ Figueroa (que llegó casi por entonces) y el ya aclamado Falcao, le iba a costar como para tener regularidad. Por suerte para el, aunque por desgracia para el club y para los sufridores, los tres puntas anteriores se lesionaron, además de gravedad en el caso de los dos últimos, por lo que pasó a la titularidad.

Eran momentos complicadísimos de River, crisis institucional y económica que aún sigue en pie, formato deportivo sin rumbo con Astrada y medio arreglado después con el ‘Kaiser’ Passarella, pero, ante todo, el momento ideal para que un canterano llegue a lucir entre la maraña de problemas. Así fue, Gonzalo comenzó a crecerse partido a partido, su ascenso ha sido, no obstante muy meteórico, pero tras haberle seguido los pasos tan de cerca, su llegada a Europa es una noticia que me chocó.

Como impulsor de las nuevas generaciones, me parece que en el Madrid actual no sabrán aprovechar por completo sus virtudes, velocidad, capacidad excelente para el desmarque y mucho movimiento en la punta, algo que el Madrid no tiene, pero de lo que no tirará salvo caos absoluto, por lo que le veo cedido para foguearse. El mismo sabe que la situación es complicada, que se rumorea con un pequeño paso por el filial, aunque se mostró segurísimo de sí mismo: “Estoy a disposición del cuerpo técnico, pero tengo una oportunidad única que no voy a desaprovechar”.

Todos le hacían ver una vez tras otra que delante tiene a Van Nistelrooy y a Ronaldo, además de la poca gracia que le hace a Fabio el alinear a más de un punta, pero el repetía: “Aprenderé de ellos, yo he venido para la primera plantilla y a trabajar para ello, yo soy uno más de la plantilla y lucharé por un hueco”.

Así, desde mi pequeño aporte, me quedo con la honestidad de un padre que se deshizo viendo de blanco a su hijo. Jorge ‘Pipa’ Higuaín cerca estuvo de llorar sobre el césped del Bernabéu, y es que todos quedados prendidos del escenario merengue, tanto, que el propio Gonzalo dijo en rueda de prensa que “el estadio de River era la mitad”….creo que se pasó, pero está claro que le sorprendió. Ahora sólo le queda, que cuando esté lleno, se gane a pulso que coreen su nombre.

Fotos: Vanesa Luengo (Fotógrafa Goal.com y ayer compañera)
Video: Vanesa Luengo (Fotógrafa Goal.com y ayer compañera)

Comentarios (17)

Conflictos pre-Richards

Quizás por aquello de que en el mundo británico se tiene especial cariño a todo lo de izquierdas, empezando por su estilo exclusivo de conducción ajena a cualquier modo estipulado en el resto del planeta, la Selección inglesa ha atravesado una mini-crisis que le viene de largo en el lado opuesto, el lateral derecho.

Este, hasta hace muy poco, territorio Neville, ha estado pese a la presencia del Devil, siempre bajo sospecha de tener un nivel más bajo que el resto. A pesar de la espectacular campaña del propio veterano lateral, -quizás para acallar todo esto y dejando mal a cualquiera que ose a jubilarlo antes de tiempo-, se busca con ahínco un sustituto de garantías, y parece que lo han encontrado sin salir de Manchester.

Micah Richards, es, a sus 18 años, el lateral derecho titular de los Pross, y lo es por una explosión en un momento delicado y porque se ha ganado a pulso cualquier piropo que vaya a lanzarle en estas próximas líneas. El chico, nació en Birmingham, pero no se siente de allí, entre otras cosas, porque su madre le trajo al mundo cuando estaba de visita ante unos familiares, ellos eran de Leeds.

Fue el Oldham Athlétic quien lo descubrió con 12 años, pero cuando acudió a un amistoso ante el City, los ojeadores se le amontonaron y se quedó en Manchester.
Mis ojos quedaron prendidos al ver el espectacular físico del jugador del City en un lance de la Premier el pasado año -cuando se tuvo que cambiar la camiseta- . Su 1,80 de altura y 83Kg de peso, parecen medidas de un púgil, pero se ha ganado un hueco allá por donde ha pasado. El primero, ser elegido mejor jugador joven de la temporada pasada.

Richards es, ante todo, un cúmulo de potencia por los cuatro costados. Su cuerpo es una roca en toda regla, algo que va perfectamente conjuntado con el fútbol que despliega y que se deja ver en Inglaterra. Pero, pese a que me dejó una impresión de impotencia con la pelota, tras observarle más de cerca, se llega a la conclusión de que tiene velocidad, carisma británico, carácter ineludible y mucha profundidad, algo que se puede ser, sobre todo, cuando el City juega como local, ya que Pearce es demasiado defensivo lejos del City of Stadium.

Mi definitivo convencimiento llegó en el amistoso que jugaron hace pocas fechas Holanda y la propia Inglaterra. Micah debutaba, lejos de casa, ante Holanda en el estadio-caldera de The Kuip y nada menos que ante Robben. La primera vez se mostró contundente, prevaleciendo en el su fuerza y lucha, pero a medida que pasaron los minutos no se conformó con ‘secar’ al extremo del Chelsea, sino que llegó hasta línea de ataque y soltó varios centro, con buen toque, para Johnson y Rooney -delanteros aquella noche-. Tiene un enorme control del juego aéreo, es polivalente puesto que ha jugado de central y también de mediocentro defensivo, y sobre todo, es un caramelo para el resto de ‘grandes’.

Viendo esto, presagié sin duda un conflicto en la Premier, que no creo que se haga de esperar demasiado. Richards ha firmado este mismo año con el City una renovación hasta el 2010, aunque eso no significa nada. Pero si analizamos la situación de los más poderosos, Richards tiene los días contados como celeste.

El United cambiará en un par de años, como mucho, a Gary Neville, -por más que esté esta campaña como a sus 20 años-, el Chelsea, del que dicen que incluso en enero lo va a intentar, tiene a Geremi actuando como provisional lateral diestro por la poca confianza de Mourinho en Ferreira y Bouhlarouz, por lo que taparía dudas. Los Spurs, que han puesto ya sobre la mesa 7 millones de euros, le quieren para su defensa de futuro -King-Dawson-, aunque sólo han recibidas negativas. E incluso los Gunners lo quieren para dar mayor profundidad a su banda. Se avecinan tiempos revueltos por las oficinas del City.

Comentarios (15)

El teutón de mis sábados

Tiraré de memoria y de infancia para recodar una de mis primeras tomas de contacto con el fútbol fuera de mis fronteras. Rondando los 8 o 9 añitos (no me pidáis más exactitud), mis fines de semana comenzaban levantándome a las 8 de la mañana. ¡Loco!, me decía mi madre mientras el resto de la casa aún dormía. No era mi hora Warner desde luego, pero mi ilusión estaba puesta en Telemadrid.


Allí, en aquel canal que pese a vivir en Toledo yo conseguía sintonizar desde mi casa sin muchos problemas, emitían fútbol alemán. Así, conocí a muchos de los aún hoy rondan por mi cabeza, aprendí que aquel campeonato con tantos balones colgados al área y un frío reconocible con el ‘humillo’ que desprendían los jugadores al respirar, se llamaba Bundesliga. ¡Cómo me gustaba Alemania!

De repente, como niño que era, hay que hacerse fans de algún equipo inmediatamente. Mi cabeza recuerda aún al Eintracht, y que los comentaristas hablaban de el como uno de los ‘gigantes’ en horas bajas, también me mostraban que el Kaiserslautern, era uno de los fuertes, y que tenía al defensa rubio que yo aún recordaba metiendo el gol de la final de Italia 90, aquél con muchas entradas que tenía cara de alemán por todos lados (Brehme).

Pero, cuando sábado tras sábado me encontraba con un mismo equipo sobre el césped de mi salón, me di cuenta que, posiblemente se trataba del mejor equipo de aquella Bundesliga. Ése equipo era el Bayern de Munich, que por aquel entonces vestía una elástica a rayas rojas y azules (foto), que simplemente me enamoraba. ¿Qué fácil era hacerme seguidor de un equipo verdad?

IIuminado por la belleza de ese uniforme tan apreciado para mis ojos, había que aprenderse los nombres y relacionarse directamente con alguno de aquellos mágicos jugadores. Un rubio con melenas que la pegada a romper (Alain Sutter), un defensa bajito pero audaz que ya había visto en algún sitio antes (Lothar Matthäus),… y sobre todo, un endiablado de calidad y velocidad del que decían, estaba enloqueciendo al país, Mehmet Scholl.

Aquel, en apariencia, débil jugador, se incrustaba entre los puntas y el mediocampo, era el enganche para ambas líneas y se movía con la libertad que necesitan los maestros para crear a su gusto. Pronto supe que las niñas alemanas le tenían como ídolo de masas, que era un tipo con las ideas muy claras como demostraba en ruedas de prensa nunca faltas de humor, y que, al igual que el portero rubio que siempre tenía la cara sonrojada (Kahn), había llegado del Karlsruhe, que a su vez le recordaba de una goleada que le hizo al Valencia y le dejó fuera de la UEFA.

Ese chico avispado que lograba que yo regañara cada inicio de fin de semana con mi madre, se fue haciendo importante en el panorama futbolístico al tiempo que yo crecía. Dejé de tener al Bayern como mi equipo, no me gustaba como se comportaban con aquellas cervezas que les regalaban y las tiraban por el suelo, pero seguí la trayectoria de Mehmet.

Las lesiones le oscurecían a menudo, pero tanto en el Bayern como en la Mannschaft, comenzó a ser importante, hasta el punto que hoy en día (con 36 años), apenas juega, pero siempre es el recurso (muchas veces ha salvado la papeleta) para solucionar los problemas de un equipo sin creación ni calidad. El, talentoso, veloz de movimientos y con un guión que en Alemania desconoce, ha sido siempre, distinto. Una especie inexistente.

Esta semana, el recambio ideal de Magath, ha anunciado que se retira. Lo hará en un amistoso ante el Barcelona, pero antes, tiene una asignatura pendiente, y es dejar fuera al Real Madrid en su camino a la Champions. Se marcha “Scholli”, aquél teutón, de orígen turco, que desvelaba mis sábados.

Fotos: Libres

Comentarios (22)

El libro abierto del ‘Cholo’

“Había que tener fe, creerse capaces de terminar así y trabajar por ello”, dijo Simeone entre gritos al final del choque. Hace algo más de un año, estaba centrado en terminar lo más dignamente su carrera con ‘La Academia’ de su Racing querido. La historia no le fue nada bien, el equipo estaba ‘tumbado’, negado y con todas las de la ley sufría en la zona baja mal que le pesara al que sufría en el césped primero, y en el banco después. Pese a ello, es tal el tirón y caché que ostenta, que no le tardaron en llegar ofertas. España le tentó, pero apareció la oferta ‘Pincharrata’.

Eduardo Abadie le ofreció todo lo que tenía. Un plantel con mucha disciplina, con una mezcla de juventud y veteranía por explotar, y buenas maneras expuestas en los campeonatos previos. El ‘Cholo’ se animó y cuando algunos lo tacharon de ‘perturbado’ al intentar levantar el vuelo días después de estrellarse, en La Plata se confiaba en sus servicios.

Tal y como el mismo ha dejado ver a lo largo de su dilatada experiencia, Simeone se bastó de un pundonor inagotable y de energías más allá de lo recordado, para escalar, pasito a pasito, cada uno de las trampas que le puso la vida. Arrancó en Vélez, marchó al Pisa italiano y, tocado por la varita que hoy utiliza Monchi en Sevilla, los andaluces lo catapultaron a la fama.

Así, a base de fuerza, orgullo y casta, Simeone ganó enteros y alabanzas por donde pasó. Tanto en el propio Pizjuán como más tarde en Milan, Roma o por supuesto, el Manzanares, el ‘Cholo’ es querido, adorado por simpatizantes y por enemigos. Nunca bajó los brazos, siempre buscó el último aliento y sacó impulsos de imposible para seguir escalando. Este miércoles, se coronó (sobremanera) en el estadio que le vio debutar, un José Amalfitani que terminó aplaudiéndole por completo y recordando que un día el ‘Cholo’ celebró por allí en años mozos.

El libro del ‘Cholo’ quedó abierto en su vestuario y, por lo visto, sus hombres lo entendieron sin rechistar. Fue como contar la vida del que tenían en el banco, un continuo e inagotable ejercicio de mentalidad y oficio para luchar hasta el final. De esta manera le descontaron a Boca un sin fin de puntos, creyendo, teniendo fe y voluntad de hierro. Pero más allá de lo pasado, la lucha final estaba hoy.

Golpeado con el tempranero gol de Palermo, y dolorido ante la incapacidad de una primera parte aciaga, el libro se abrió en el descanso y salió al flote del ‘Pincha’ que terminó cortando las alas de Lavolpe (ha asegurado que dimite, aunque habrá que ver si se lo aceptan) con un tiro libre de Sosa y un cabezazo tras fallo defensivo de Pavoni. Remontada a pulso, con carácter y orgullo, como en el libro.

Simeone se mostró técnico en todo momento. Terminó el choque y soltaron nervios todos, pues había que retroceder 23 años para ver al ‘Picharratas’ campeón (en aquella ocasión ante Independiente). Pavoni y Sosa saltaban como locos, Verón recordaba que nunca se vieron campeones y ‘Caldera’ mostraba su felicidad pese a no haber sido de la partida. Entre todos, el ‘Cholo’ miraba impasible con actitud de hipertensión controlada y con lágrimas de vete usted a saber que recuerdo en su cabeza.

La noche será larga en La Plata, la mitad lo vivirá por todo lo alto y preparará los afiches, que mañana toca reirse de sus enemistades, y mejor momento que ahora no se recuerda. El ‘Pincha’ ríe y el ‘Lobo’, ve como incluso interfiriendo en la lucha (tras su partido más que arreglado ante Boca). El libro del ‘Cholo’ está más abierto que nunca.

PD: Ahora, se viene la final de la Sudamericana.

Fotos: Yahoo

Comentarios (16)

El ‘Rebaño’ se comió el pasto

Empezaré por confesar que quizás haya sido el post más complicado de idear. No por el ambiente y escenario en que lo encuadro, pero si por la gran cantidad de referencias que nos ha dejado el domingo más productivo de los últimos meses. Había muchos frentes abiertos, pero como ya es un denominador común por torneos pasados y viendo el gran apogeo que hay ahora mismo en México, las Chivas se merecen mi reconocimiento. Más aún tras haber tenido que esperar hasta hace unos minutos para verlo grabado e íntegro, y porque no, haber disfrutado.

Ni hizo falta análisis previos de cómo afrontarían los finalistas el choque. Toluca, que ya había logrado un importante empate en Jalisco en la Ida (1-1), pese a que fue gratamente beneficiado con un arbitraje muy polémico, salió a contemporizar la renta obtenida. Todo lo contrario que Chivas, obligado a vencer o empatar a varios goles y con poco tiempo que perder, aunque sin volverse loco.

Tácticamente existieron algunas rotaciones clave. En los Diablos, la entrada de Vicente Sánchez (una bala con mucha precisión) como extremo izquierdo cuando el es zurdo, causó estragos durante toda la tarde al ‘Maza’ Rodríguez, incapaz de pararlo. Así mismo, el ‘Bofo’ Bautista, una de las grandes figuras para el ‘Chepo’ De la Torre, jugó a la espalda de Omar Bravo y prácticamente ensombrecido hasta la segunda mitad, con lo que chivas perdió 45 minutos buscando su sitio.

Y es que Toluca comenzó enchufado, sin cometer riesgos en defensa y buscando la contra con Vicente y Marioni como estiletes. Así, cuando los esquemas nos privaban de un espectáculo mayor, surgió la jugada que trastocó los mismos para abrir la final. Rosada abre con un pase largo en profundidad que cambia de sector y descompone por completo a la zaga del ‘Rebaño’, allá la agarró Vicente Sánchez, que en una de sus mil victorias ante el ‘Maza’, le pone a Marioni un gran centro, aunque el ex del Villarreal engaña con el desmarque y tumba a Araújo para batir a Oswaldo. Un gran gol que rompía los guiones y lanzaba el choque.

Chivas no reaccionó hasta la segunda mitad, no conocía las bandas y su juego era muy previsible y lento. Incluso se desesperaba por momentos como demostraron Bautista y Araújo, enfrentándose con insultos en mitad de la cancha. Bravo estaba desasistido y Zinha en Toluca cada vez ganaba en protagonismo.

Pero el cambio de actitud de Chivas en la segunda mitad fue enorme y encontró el premio lo suficientemente pronto como para que a los de Américo Gallego se les hiciera larguísimo el partido. Una jugada a balón parado destacó la cabeza del ‘Maza’, o mejor dicho su hombro, que fue lo que finalmente resucitó a los de Jalisco. Desde ese momento Chivas se comió a su rival, se creció moralmente y se fue a por el partido. Avisó con un balón al poste y varios acercamiento previos, pero, tras pase de la muerte, el ‘Bofo’ lograba la remontada con un disparo cruzado que sorprendió a todos y que finalmente fue definitivo. Toluca le puso corazón, pero salió a relucir la gran defensa de Guadalajara.

Así pues, Toluca se tendrá que conformar con la Sudamericana, donde juega esta semana la Vuelta de la final ante Colo-Colo, porque en México ya hay campeón. Se dice que las Chivas son el equipo más seguido y con mayor número de aficionados del país, pero lo que si es verdaderamente cierto, es que para el fútbol mexicano es un equipo referencia ya que todos sus jugadores (entre los que destaco a Omar Bravo y el defensor Jonny Magallón) son naturales del país. Un claro ejemplo de que la calidad está en casa.

Fotos: Yahoo

Comentarios (18)

La ‘perita’ escocesa

Una vez que están claros los equipos que se han logrado el ansiado pasaporte de octavos en la Champions, es hora de elegir rival y de especular hasta el día 15 en Nyon. Ya se sabe que hay mucha respuesta diplomática con aquello de “Si queremos ganar la competición, hay que vencer a cualquier rival”, y aunque es tan cierto como típico, nunca viene mal un rival considerado menor. Algunos lo tienen muy claro.

Y no hace falta ojear en exceso para ver cual es la ‘perita en dulce’ que todos ansían para octavos, el Celtic. Los escoceses, tienen un único y definido patrón de juego, basado en fútbol directo, vertical, con constantes balones colgados y buscando segundas jugadas. Eso, la excelente zurda de Nakamura, algún remate del ‘gigantón’ (ahora lesionado) Hesselink, y un arranque de furia de Gravesen, se perfila como un bagaje muy pobre como para seguir haciendo historia y colarse en cuartos. Aunque viendo sus últimas comparecencias en la máxima competición internacional, ya han cumplido con creces lo esperado.

Los del inconfundible Gordon Strachan son fuertes, toscos y valientes en su feudo, un imponente Celtic Park que presenta siempre y casi por pura exigencia, un aspecto espectacular con más de 60.000 gargantas apoyando a sus Tics. Allí, se ve el mejor Celtic. Ése que ha vencido al Manchester United con sudores, el mismo que sufrió como pocos por llevarse los tres puntos ante el Copenaghe y el clon del que goleo a un Benfica ahora eliminado. Sólo rodeado de su fútbol y de sus magníficos aficionados, el Celtic recuerda al que se coronó campeón allá por 1967 en Lisboa, ante el Inter y con Billy McNeill como abanderado de una plantilla completamente escocesa. Entonces fue el primer trofeo para un equipo británico.

La cara negativa y opuesta les viene a domicilio. Quizás no hay equipo historico en Europa que baje tanto su nivel fuera de sus paredes, lo ha demostrado a lo largo de los años y esta misma temporada, ya que estará en octavos sin haber sacado un punto como visitante y además saliendo con un contundente 9-3 en relación a los goles encajados y anotados. Este dato, teniendo en cuenta que su condición de segundo clasificado en el grupo le obligará a actuar fuera de casa en la Vuelta, le deja seriamente mermado en sus aspiraciones.

Sus rivales lo desean, aunque con la boca cerrada. Según mi opinión, un enfrentamiento ante Bayern, Valencia o Milan, les dejaría fuera sin dudarlo, pero si se cruza en el camino de algún británico como Arsenal, Chelsea o Liverpool, la rivalidad y la menor diferencia de estilos (sobre todo con los Reds), les daría mayores chances para seguir soñando, que no es poco.

A pesar de ello, gracias a equipos como el Celtic y a su clara vocación por el fútbol sin alardes y directo, aún existen partidos a la vieja usanza. Aquellos en los que se cuelgan 40 balones al área, en los que hay multitud de dudas y errores en cadena ante el agobio y presión de las gradas, y en los que se juega más que nunca con extremos. Por todo ese cúmulo de propiedades alejado de tácticas y sacando valor de lo arcaico, se ganan mi beneplácito eterno allá donde vayan.

Fotos: Yahoo

Comentarios (24)

Resúmenes Champions Miércoles 6

Aún con la resaca de anoche y haciéndo cálculos ante los posibles rivales, veámos los resúmenes de los sucedido, que fue mucho. Damos gracias, como siempre, a Vale Chumbar por ello.

Dynamo-Real Madrid
Lyon-Steaua
M.United-Benfica
Copenaghe-Celtic
Oporto-Arsenal
Hamburgo-CSKA
Milan-Lille
Anderlecht-AEK

Foto: Yahoo
Comentarios (0)
Un desarrollo de Pedro Puig