Histórico
6 noviembre 2006Jose David López

No es un lunes más en Italia

Este domingo la Serie A dejó a relucir varias cosas en lo que se refiere a su futuro más cercano. El Inter y el Palermo ganaban con comodidad en sus feudos mientras el Milan se desplomaba en Bergamo ante el Atalanta. También llegó el resurgir de la Roma tras una segunda mitad excelente de Rodrigo Taddei ante la Fiorentina. Pero hoy lunes, tras esa jornada tan interesante para el camino hacia el scudetto, la atención se la lleva la Serie B, porque se juega nada menos que un Nápoles-Juventus. El dominador de finales de los 80 y principios de los 90 frente al indiscutible campeón transalpino.

Es el visto por muchos como ‘Derbi de Italia’ y recupera toda la rivalidad de las mejores tardes del mítico San Paolo, pero por vez primera el escenario será de Serie B. Si analizamos la situación es escalofriante sólo de pensarlo, puesto que unas 80.000 personas estarán en las gradas napolitanas, posiblemente en número de asistentes será el choque con mayor número de espectadores de la jornada europea, igualando con el Bernabéu o con Old Trafford, todo un espectáculo.

Es un choque entre polos opuestos, el norte y el sur, la zona más pobre y la más industrializada, el poder de quienes un día fueron grandes y quieren retornar a ello. Ambos han conocido las penurias de malas administraciones (El Nápoles estuvo en Serie C y en bancarrota), más o menos sonadas o de mayor o menor impacto en sus aficionados, pero lo único que les queda es levantar cabeza y seguir hacia adelante.

Si miramos la clasificación el Nápoles tiene más urgencia, su camino está siendo más irregular y aunque sólo está a tres puntos de la Vecchia, una derrota puede ser casi sentenciar el puesto de Reja, que ya ha sido tanteado. Bien es cierto que sólo un punto les separa, pero la Juventus, pasado ya el mal trago de las sanciones, apunta más que nunca al ascenso sin pasar por playoff y su racha es significativa (9 partidos con 8 victorias y un sólo empate).

En la ciudad napolitana se habla mucho de futuro con las llegadas de Cassano e incluso del maestro Lippi al banco si se logra el esperado ascenso, pero el primer peldaño serio para ese sueño está este mismo lunes, con Donadoni o Fabio Cannavaro (máximo estandarte deportivo de la ciudad) en las gradas.

En lo estrictamente referido al partido, los principales problemas acompañan a Deschamps, puesto que tiene la enfermería a rebosar y quizás alguno tenga que salir lejos de sus mejores condiciones. Nedved, Trezeguet, Tudor, Kovac, Boumsong, Giannichedda y Marchionni arrastran molestias de diversa índole, y que obligará al técnico galo a hacer sus propias cábalas para sacar el choque adelante.
Saldrá con un once parecido a este: Buffon; Balzaretti, Birindelli, Legrottaglie, Chiellini; C.Zanetti, Paro, Marchisio; Camoranesi, Del Piero y Zalayeta (Bojinov).
En el Nápoles la principal baja estará en Paolo Cannavaro, hermano del madridista. Los de Edy Reja saldrán con Iezzo; Maldonado, Giubilato, Domizzi; Trotta, Bogliacino, Dalla Bona, Grava; De Zerbi, Bucchi, Calaiò.
El partido se ha retrasado a este lunes para destacar su importancia, su interés y su valor histórico, algo que ha conseguido por completo ya que en el país no se habla de otra cosa. Con el recuerdo de Platini, Boniek, Lombardo, Giordano, Zoff, Cabrini, Maradona… ¿Quien había dicho que era un lunes más en Italia?

Fotos: Yahoo y libres

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche