Histórico
27 octubre 2006Jose David López

Las Urracas devoran a Luque

Mucho se ha hablado de los españoles que pusieron rumbo a las islas hace ya unos años. Cayó Iván Campo en la Premier y aunque le costó quitarse esa fama que se había creado en la Liga, ahora demuestra que está como nunca en su papel de cerebro del Bolton, también se habló por activa y por pasiva del ‘Spanish Liverpool’ de Rafa Benítez con Luís García y Xavi Alonso como principales reclamos y que hoy vive sus primeros desencantos serios pese a haber ganado la Champions en su debut. Ellos han triunfado, o al menos siguen en ello, Morientes, Del Horno o Nuñez, tuvieron sus opciones para elegir lo que más les convenía, pero no todos tienen esa salida.

Albert Luque, al que casi hay que recordar que hace poco era titular de la selección española e incluso salvando los muebles con Camacho o Sáez en el banquillo, vive un exilio total en el condado norte de Tyne y Wear. Allí, el catalán pasa como puede los días luchando por hacerse el extremo hábil, rápido, incisivo y con disparo tenaz que se destapó en el Mallorca junto a Tristán (donde ya eran considerados promesas) y que maravilló por momentos en Riazor.

El inicio de la descomposición de la plantilla deportivista, que hoy ya es una realidad con multitud de caras nuevas y juventud, dejó a Luque contra la pared, obligado a aceptar la primera salida que le llegara con un buen dinero por sus servicios. Así, por aquel entonces, se rumoreó una y mil veces que el zurdo caería en su Barcelona (de donde salió), e incluso se citó al Atlético de Madrid, que al parecer, ahora retorna a su intención.

Ninguna de aquellas negociaciones se dio por finiquitada, todo quedaba en nada y el Deportivo quería vender, en esas, llegó el Newcastle, que ya agonizaba con un mal inicio de campeonato y que buscaba dar un aire nuevo a su plantilla a base de millones. Así, tras una intensa y larga espera, los Magpies soltaron 15 millones de euros y el internacional español se embarcaba en su primer aventura extranjera en el momento más estelar de su trayectoria. Pero pronto se dio cuenta que el Newcastle no estaba precisamente adecuado a sus ideales, tanto en juego, como en la crisis que acababa de comenzar.

La Urracas había fichado a Owen por 28 millones y pretendían salir del abismo con estas incorporaciones, pero había fallos muy gordos. La plantilla era veterana, llena de ‘parches’ y con muchos jugadores de calidad más que discreta. El técnico Sounnes no había empezado con buen pie en un club que por historia y sobre todo por afición (Toon Army) aspiraba a meterse en Champions y sobre todo, la confianza del equipo no es la de épocas pasadas, donde ir a St. James Park era ideal de partido perdido.

Es cierto también que las lesiones le han impedido tener la continuidad necesaria. Tanto unas molestias en el muslo que le tuvieron apartado casi tres meses como dos lesiones seguidas en el tobillo, le han apartado de las alineaciones.

A pesar de ello, el principal enemigo de Albert está llegando desde el banquillo, porque ni con Graeme Sounnes a su llegada, ni con su actual técnico Glenn Roeder, está logrando entrar a menudo en sus planes. El desencanto de Luque (que sólo lleva un tanto desde su llegada) debe ser enorme cuando la situación está tan tensa como en la actualidad (15º en Premier) y no se cuenta con nuevas opciones, ya que el catalán, debe ser considerado más un rebulsivo que un fijo para las Urracas, teniendo en cuenta que sólo ha disputado dos partidos en Liga y los mismos en UEFA.

Este miércoles, fue suplente y no disputó ni un minuto en el choque de Carling Cup ante el Portsmouth, pero es que en la última jornada de campeonato no estuvo ni entre los convocados. Ameobi, Martins, el joven Giuseppe Rossi e incluso el francés Sibierski, están actualmente por delante de Luque, que lo más atractivo que ha podido hacer han sido dos golazos con el equipo reservas desde 30 metros hace unas semanas. ¿Tan mal está como para que no cuente nada en absoluto?, ¡Que alguien lo saque de allí…!


Fotos: Yahoo

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche