Histórico
29 septiembre 2006Jose David López

El verdadero nivel de la Bundesliga

Ha sido una semana desconcertante en Alemania. Sus equipos inmersos en competiciones europeas han sufrido en sus carnes, y quizás mucho antes de lo previsto, la eliminación o un resultado que deja muy tocado las esperanzas futuras. A excepción del Bayern de Munich, que con su fútbol de ritmo lento y sin lucimientos, se colocó líder de su grupo en la Champions al desesperar al Inter (que merece post aparte).

El otro equipo ‘tocado’ y casi hundido en Europa es el Werder Bremen, sinceramente el único equipo que se sale del guión establecido para el fútbol germano y ataca con tantos efectivos que se olvida de defender, o lo hace con una línea más que adelantada. Mucho desorden táctico que da sus frutos de cara al espectador (deja muy a menudo partidos con muchos goles), pero que no es nada rentable si se habla de máximo nivel y de enorme competitividad. Aparte está el Hamburgo, que pese al gran desembolso tiene serios problemas en defensa y basa su ‘juego’ en balones a sus puntas, altos pero faltos de calidad. Sanogo, Ljuboja o Guerrero, no pueden ganar una Bundesliga y se la han pegado en Champions.

Pero el significado de todo esto viene por el tremendo batacazo que se han pegado los representantes alemanes en la UEFA, y ante equipos infinitamente inferiores ‘a priori’. Quizás el mayor varapalo venga de Genselkirchen, ya que el Schalke, un equipo labrado con los años a base de talonario y que fue semifinalista la pasada edición, (cuando sólo un tanto del sevillista Puerta en la prórroga les evitó llegar a la final), quedó fuera.

El Nancy, que debía ganar de dos tantos tras el (1-0) de la Ida, alineó de salida a cuatro delanteros y se comió a base de sacrificio y ganas a los de Mirko Slomka (3-1). No está de más decir, que el colegiado Iturralde González, les invalidó un gol totalmente legal de Bordon ante del tercer tanto galo, lo que hubiera cambiado la eliminatoria. Además Asamoah, se fracturó la pierna.

El repaso a los equipos alemanes no terminó allí, porque antes incluso de que saltara al campo el Schalke, en Dinamarca ya había caído el Hertha. Y lo hizo ante el Odense, que si la memoria no me falla, también se cargó en su día al Real Madrid en una Copa de la UEFA. Los capitalinos (equipo revelación en la Bundesliga), tenían que ir a por el partido tras el (2-2) cosechado en Berlin y alinearon un once para ello, con sus dos mejores hombres de ataque o por lo menos los más entonados últimamente, el serbio Pantelic y el bonaerense Gimenez, pero se estrellaron y cayeron (1-0).

Pese a que la jornada dejó también la eliminación del Marsella, que venía de un gran inicio en Francia, creo que se ha demostrado que la Bundesliga está en horas bajas, acompañando al mismo tiempo a la selección de Joachin Löw, que aunque sí mostró una cara renovadísima con el Mundial, alimentada por las esperanzas de la Mannschaft, vive una época de transición a todas luces.

Los estadios aparecen más completos que nunca, las instalaciones son de las mejores de Europa y las intenciones van por buen camino pero algo falla en la Bundesliga. Los bajos presupuestos que la televisión alemana ofrece a los equipos en comparación con el resto de Europa son una de las principales causas del paso atrás en la Bundesliga, que ve como equipos de todo el continente se le suben a las barbas al tener mayor facilidad presupuestaria y con ello posibilidad de hacer más competitiva sus plantillas.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche