Histórico
3 junio 2006Jose David López

Poderoso caballero es Don Dinero

Uno más que cae en la telaraña de Abramovich, un chaval más al que le faltarán minutos necesarios en un equipo plagado de jugadores de su mismo corte, un equipo (Lynn) que acaba vendiendo, una vez más, al postor londinense y sobre todo una vez más que el Chelsea acapara la atención en la Premier robando al jugador de mayor talento (al menos para mí), a su principal rival liguero, el United.

El jugador en cuestión es Obi Mikel, un chico que ha maravillado a cada paso, primero llevando en “bolandas” a la selección Nigeriana al subcampeonato del mundo sub-20, y después nada menos que ha ganarse un puesto de titular en el mediocampo de las Águilas Verdes en la pasada Copa África. Un chaval con un toque elegante, calculador, intuitivo y con llegada, sube al equipo y con jerarquía, …pero de sólo 19 añitos.
El más rápido en actuar fue el Manchester United, que allá por abril del año pasado logró firmarle y aunque le presentó, el jugador siguió como cedido en su club natural en Europa, el Lynn noruego. Al poco tiempo comenzaron los primeros rumores de que algo marchaba mal y el joven nigeriano saltó diciendo que le habían obligado y presionado a firmar con los Diablos Rojos y que prefería jugar para el Chelsea que por entonces intentaba tentarle.

Todo esto originó un revuelo enorme hasta el punto de que la FIFA se metió por medio para intentar buscar una solución para las tres partes implicadas, aunque sin tener en cuenta que el Chelsea a fin de cuentas no tenía nada con el nigeriano, tan sólo las declaraciones que por otra parte pudieron ser bochornosamente pactadas. El jugador en cuestión le hubiera venido como anillo al dedo al United que no sabe ya a quién colocar en la medular desde la marcha de Keane, sin duda una pena mayúscula.

Así, se dejó un tiempo de reflexión para que Lynn, United y Chelsea llegaran a un acuerdo. Aunque más que dejar opciones abiertas a todas las partes implicadas, aquello se convirtió a un juego en el que gana el mejor postor, y entonces sabemos quién ganó, 17 millones para el United y 6 para el Lynn. Este sábado se ha sabido por fin que Obi Mikel se vestirá de corto en Stamford Bridge pero también se han roto algunas de las “reglas” de este deporte.

Nunca antes un contrato firmado se había tenido tan poco en cuenta, simplemente juzgó el dinero, por lo que esto se puede convertir en una apuesta gigante. Ahora, tras cosas así, uno se alegra de que Ronaldinho no quiera seguir los pasos que parecen encandilar a muchos, como siempre a base de dinero.

Todo esto es en pocas palabras lo que el multimillonario Abramovich ha logrado hacer, habrá algunos a los que les encante, otros a los que los petrodólares les tengan condenados pero al fin de al cabo está comprobado que cada día menos cosas se le pueden resistir al magnate si hay interés de por medio. Por eso repito insistentemente que Roberto Carlos, si quiere el ruso, vestirá de Blue, como Sheva, Ballack, Essien, …

¿Aún creemos que hay cosas que el dinero no puede comprar?…

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche