Histórico
14 junio 2006Jose David López

Día 6: A disfrutar, pero con mesura

Calles vacías, bares repletos y plazas hasta la bandera (roja claro), toda España se ha buscado las excusas perfectas para ver a los nuestros que tras una larga espera nos invitaban a una cita a la hora de la siesta. Cualquier motivo hubiera sido bueno para echarle un ojo a la “furia”,que hoy se ha sacado una espina clavada a base de juego, pero de gran juego, el mejor visto hasta la fecha en Alemania.

Se preveía un partido rocoso y duro, se sabía que España llevaría la manija porque Ucrania tenía aprendida la lección a la contra, pero todo se nos puso de cara y muy pronto. Tan sólo el primer cuarto de hora y Xabi Alonso remataba un saque ajustado en el primer palo tras un corner, algo muy a valorar en los nuestros, el primero de unos cuantos.

Tan sólo un instante después la diosa fortuna volvió a surgir a los pies de Villa que robó un disparo de falta a Pernía para mandarla a la red, previo toque en la barrera. Ucrania se quedó completamente bloqueada, sin poder reaccionar. Los de Luis seguían a lo suyo y casi por obligación, llegó un dudoso penalti a Torres que Villa se encargó de transformar y ya en la recta final, la mejor jugada de gol que se ha visto en el campeonato hasta ahora. Puyol, Torres, cabezazo, toque sutil y remate potente, todo en uno o uno para todos, el regalo final idóneo. La selección ha unido hoy a todos y nadie ha salido indiferente.

Hasta ahí parecería que los ucranianos no han puesto ningún impedimento, y la verdad es que poco han podido hacer, pero es que España le ha sabido jugar. Primero creando claras ocasiones con las subidas de Pernía y Ramos, segundo con balones largos a Torres, y tercero y lo más importante, evitando que Ucrania se revitalizara, ¿como?, pues teniendo el balón, algo que parece fácil pero que España supo manejar a su antojo. Los Xavi´s, Puyol, Villa, Pernía, Ramos,… todos mostraron lo mejor de sí, y nos enseñaron el nivel real de una selección que ahora sí parece haber encontrado su lugar, sólo falta creérselo.

Hay que reconocer que tuvimos la suerte del campeón. Una falta que toca en la barrera y se “endiabla”, un penalti muy dudoso hasta el punto de no ser más que un fallo de Torres, expulsión injusta de Vashchuk y tres de los cuatro goles a balón parado. Si, vale, pero el ritmo, velocidad, energía, entusiasmo, alegría, en fin, todo lo que nadie ha sido de demostrar hasta que los de Luis pisaron césped germano, España ya está aquí.

Ahora, hay que tener la tranquilidad de quién se sabe importante. Nos tendrán más respeto, algo que ya se puede sentir en por el mundo, en la Gazzetta nos tachan de Súper España y para Argentina nos floreamos. En fin, nos hemos hechos famosos y reconocidos en un día pero no vendamos aún cohetes porque no se ha logrado nada. Aunque la ilusión nadie nos la puede quitar el mejor regalo para todo el país debería estar por llegar.
El excelente nivel de España está más cotizado si vemos lo que le costó a los anfitriones terminar con su “vecino” Polonia. Los de Klinsmann simplemente no supieron meterle mano, pero de nuevo volvieron a ganar, algo que muchas otras selecciones no pueden permitirse. Jugar mal y pese a ello vencer está sólo al alcance de unos pocos.
Con Ballack demasiado retrasado del área, con lo que pierdes su gran llegada, con dos bandas lentas como Schneider o “Basti” que salió entre silbidos con su pobre partido y con un medio del campo sin construcción el problema persistía en el último pase. Neuville, un multirecurso, “cazó” un medio-pase de otro recién ingresado Odonkor en el descuento, y Alemania mandó a su “querido” vecino fuera de su Mundial. En fin, nuevo mar de dudas pese a los tres puntos y el acceso directo a los octavos.
También hubo hueco para un emocionante Arabia-Túnez, mentiría si dijera que estos combinados pueden amargarnos nuestro gran debut. Sólo un remate de Jaidi en el descuento evitó la derrota de los de Lemerre, que se les suponía como principal enemigo español tras Ucrania. Muchas imprecisiones, poca pegada, falta de creación y el único argumento de la estrategia parecen tras nuestro repaso, cosa de poco para tumbar a la “furia roja”. Y ahora analizamos. . . ¿mereció la pena la excusa para ver a los nuestros?…


Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche