Histórico
9 junio 2006Jose David López

Beenhakker y el milagro triniteño

El territorio caribeño que ocupa Trinidad y Tobago ha pasado por muchas manos a lo largo de su historia. Dominado por españoles, franceses o británicos, el país siempre ha sido causa de conflictos exteriores y cuando éstos amainaron los golpes de estado nacionales, no muy lejanos, mantenían el nerviosismo en una población “cansada”.

El país, como antigua colonia tiene numerosos rasgos únicos, desde dos étnias predominantes como son los indo-trinitarios y los afro-trinitarios, hasta ocho religiones, todo ello fruto del origen mixto de sus habitantes. Se habla el inglés pero no el básico de Europa sino un “criollo” que mezcla francés, hindú y el propio inglés. Además, los tratos de su gobierno están impulsando a que el castellano sea su lengua hablada.

El país se divide en dos islas que están situadas a unos 11 kilómetros de Venezuela y deben su economía al petróleo y al gas natural.

Todo esto, para una población de un millón de habitantes origina un colorido único en el país, que será el más pequeño de los 32 que participan en Alemania 2006.


El “milagro” paso a paso

No es que fuera complicado meter a los triniteños en el mundial, es que fue una auténtica proeza que lo lograra. Al principio de la fase de clasificación no parecía que Trinidad y Tobago tuviera opciones. Logró un sólo punto en sus tres primeros compromisos y entró en escena Leo Beenhakker sustituyendo al desafortunado Bertille como seleccionador. Yorke y Latapy, veteranos pero ídolos en el país, volvieron a las convocatorias y así lograron vencer en cuatro de los siete posteriores partidos.

El último y trascendental partido contra México lo saldaron con una victoria por 2-1, de no haber sido así el sueño se hubiera esfumado. Tras ir con el marcador en contra y fallar un penalti se remontó. Así, lograron la cuarta posición que daba derecho a jugar la eliminatoria de repesca, toda una locura.

Los “soca warriors” comenzaron mal puesto que un empate a un tanto en la capital Puerto España, ante su animada afición parecía poco bagaje para visitar Bahrein con ciertas garantías. Dennis Lawrence fue el héroe del país, pues un gol suyo en Manama dio el visado mundialista. Aunque también gozaron de la ayuda arbitral con un gol legal de los “árabes” que no subió al marcador. Pero el milagro era ya historia.

Junto con Cuba en el 38, Haití en 1974 y Jamaica en el Mundial de Francia 98, Trinidad y Tobago se convierte en el cuarto país caribeño en participar en un Mundial, que más se puede pedir…

Ya en Alemania, sólo les queda disfrutar. Jugarán sin presión alguna, lo cual puede ser muy beneficioso para ellos y para el espectador. Basarán su poder en la velocidad, en disparos lejanos y en Yorke. Todo lo que sea puntuar causará un alboroto de dimensiones estratosféricas en el caribe, de cuento …

El artífice de la machada

Un simple “Me alegro por todos los habitantes de este país”, bastó al gran Leo Beenhakker para festejar el mayor de los éxitos de su carrera, un auténtico milagro impensable, y es que meter a Trinidad y Tobago en el Mundial de Alemania puede ser la tarea más complicada que un seleccionador se puede plantear.

Leo, es un trotamundos consumado, cogió al combinado caribeño en abril de 2005 y un año más tarde lo colocó en lo más alto que puede aspirar un país minúsculo. Como entrenador Beenhakker dirigió al Real Madrid en dos etapas, y al Real Zaragoza, en Holanda entrenó a los dos grandes Ajax y Feyennord, después comenzó un baile de países y equipos que le llevaron por Istanbulsport, Grashoppers, América, Guadalajara o incluso a dirigir a Arabia Saudi.

Es un técnico muy dinámico y estricto a la vez, exige tanto como da y tiene muchísima experiencia, tras lograr la clasificación con Trinidad y Tobago quizás no le queden metas por lograr. Habrá que seguirle la pista porque retos ofrecidos no le faltarán.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche