Histórico
21 mayo 2006Jose David López

El retorno del Watford

Nueva exhibición de saber hacer en el fútbol inglés y es que nadie duda que para potenciar el deporte rey los británicos tiene un don. ¿Que hay que dar mayor interés a los equipos que vienen desde abajo? pues creamos un Play-off de ascenso por todo lo alto, ¿Que se necesita un estadio atrayente y moderno?, pues ponemos rumbo a Gales que para eso son vecinos, y es que antes de entrar en materia merece la pena reseñar el espectáculo que genera cualquier relación con el fútbol en las islas y la forma que tienen de explotarlo es sinceramente de matricula de honor.

Así, Leeds United y Watford se jugaban en el impresionante Millenium Stadium de Cardiff el ser o no ser en su ascenso a Premier League tras una larga temporada (nada menos que 42 partidos sólo en liga) con lo que el margen de error no existía.
El Leeds, muy restaurado respecto al que deslumbró en 2001 con los mejores años de los Viduka, Alan Smith o Robinson entre otros tenía la opción de reencontrase con el inicio de una nueva etapa. Y es que los últimos años son para olvidar, los males le acompañan tras el descenso de hace dos campañas y hablan de quiebras y venta de sus jóvenes valores, algo de lo que sí puede presumir.
Por su parte el Watford gozaba de una nueva oportunidad de encaramarse a la Premier ya que en los últimos años fallaba en los play-off. Y es que las “avispas” como se las conoce en Inglaterra han reunido un equipo sólido tras la llegada de Boothroyd al banco con hombres ilustres como Mahon o Eagles en el mediocentro.

El miedo a no regalar nada al rival y también la falta de técnica de ambas plantillas hacía el juego muy directo aunque en realidad es precisamente ese fútbol dinámico y poco elaborado lo que lo hace irresistible a la vez. Balones largos y jugadas a balón parado se convertían en oro hasta que llegaran los errores. La diferencia pudo estar en la pegada ya que las ocasiones más claras llegaron tras fallos de los guardametas con la única diferencia que el Leeds la mandó fuera y el Watford no. Fue en un corner cerrado, el meta lo vio bajo palos y el estadounidense Demerit llegando como una flecha desde atrás cabeceó a gol.


Desde ese instante el partido se volvió bronco y es que no era momento de pensar sino de actuar. La segunda mitad se abrió, el gol que enterraba al Leeds un tanto que rechazó en tantas piernas y manos que s imposible adivinar a quién se le otorgó puesto que el meta Sullivan colaboró también con lo suyo. Ya en la recta final Henderson aprovechó una pena máxima para desatar la alegría amarilla.

Una vez terminados los sufrimientos se vieron las mismas caras que deja siempre una final, las del vencedor camino a Premier y las del que lo tuvo y lo dejó escapar, lástima por los de Yorkshire.

El recién ascendido fue propiedad de Elton John y vive momentos estables dentro de una quiebra que llegó a ser casi inevitable. Para recordar al mejor Watford de la historia hay que remontarse hasta la época de Grahan Taylor (1977-87) con Jonh Barnes o Ross Jenkins como estrellas. Fue al final de esta etapa cuando el equipo llegó a la final de la FA Cup que perdió ante el Everton (1984) y se clasificó para la UEFA en la que es hasta la fecha su mayor logro.

Al Watford que retorna al primer orden le hará falta sacrificio, desembolso y suerte puesto que ya se sabe que en Inglaterra los equipos que ascienden tienen todas las papeletas para volver por donde vinieron. Aunque de vez en cuando aparece un Wigan y te tira las estadísticas a la cabeza.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche