Histórico
1 enero 1970David De la Peña

PSG: Hoarau, la ‘torre’ de urgencia

En la Alta Normandía, al noroeste de Francia, se asienta la ciudad de Le Havre. Reconstruida durante más de dos décadas tras finalizar la II Guerra Mundial, los bombardeos que sufrió en la contienda hicieron que fuese condecorada con la Legión del Honor en 1949. Y si hablamos de arquitectura, es imposible no mencionar la puerta que forma el edificio situado al final de la avenida Foch, que desemboca en el mar, y que ha servido para que la ciudad reciba el sobrenombre de Puerta Oceánica. Parece inevitable, por tanto, que las raíces culturales de la urbe hayan alimentado a las del Le Havre Athletic Club Football Association, el club más importante de la ciudad y uno de los más populares de toda Francia, ya que su constitución en 1872 le otorga el honor de ser considerado el club decano del fútbol francés.

La experiencia es un grado, y aunque la entidad ahora mismo se encuentre en Ligue 2 y sin opción de ascenso, al menos esta temporada, no es discutible que su centro de formación es uno de los más prestigiosos de todo el país. Lassana Diarra, los hermanos Le Tallec, Douchez o Digard han salido recientemente del centro de formación de Caveé Verte. Pero si algo resulta  representativo, es la capacidad del club para encontrar talento en futbolistas nacidos fuera de las fronteras francesas. Así, Kameni, Chimbonda, Boumsong, Diawara, Mandanda o Mamadou Niang, fueron captados por el sistema de ojeadores del Le Havre. Una lista la que hay que añadir a uno de los grandes futbolistas del país en este momento: Guillaume Hoarau.

Hoarau nació en un departamento de ultramar de Francia  situado en el Oceáno Índico, y reconocido como región ultraperiférica de la Unión Europea. Se trata de La Réunion, una isla de unos 800.000 habitantes que se extiende, apenas, 63 kilómetros de este a oeste, y 45 de norte a sur. Fue allí donde Hoarau empezó a celebrar sus primeros goles en las filas de la Jeunesse Sportive Saint-Pierroise, de la comuna de Saint-Pierre, muy cercana a su nativa Saint-Louis. Sus actuaciones llamaron la atención del club norteño allá por el año 2003, año en el que esa Puerta Oceánica de la ciudad de Le Havre se abrió, para el que hoy es el portador de la elástica número 9 de todo un Paris Saint Germain.

Sin embargo, la condición de la que hoy presume no ha sido nada fácil de conseguir. En primer lugar, la adaptación a Le Havre no fue nada sencilla. Cierto que la barrera idiomática estaba superada de base, pero se encontró con otros problemas con los que tuvo que lidiar con apenas 18 años. Estar a casi 10.000 kilómetros de distancia de casa resultó un reto. Cabe destacar que en el norte de Francia las temperaturas nada tienen que ver con el clima tropical de su querida Isla Mascareña, donde no solía encontrar temperaturas inferiores a los 20 grados. En sus primeras cuatro temporadas, tan solo anotó 5 goles, datos que no presagiaban nada esperanzador de cara a su futuro. Sin embargo, la cesión en la temporada 2006/2007 al FC Gueugnon cambió su carrera. Consiguió continuidad, y demostró un nivel en la segunda categoría del fútbol francés que le sirvió para tener un hueco entre los once habituales en Le Havre el año siguiente.

Y es que su 2007/2008 fue para recordar. Marcó la brutal cifra de 28 goles en Ligue 2, que le sirvieron para, además de convertirse en el máximo goleador de la categoría, ser nombrado como mejor jugador de la temporada. En enero de 2008 la dirección deportiva del PSG ya le había atado, y es que ese mismo año terminaba contrato con el club normando. Le Havre, por tanto, no pudo reclamar nada por su traspaso, por lo que el atacante decidió renunciar al pago directo que recibió del club parisino por el fichaje, y donar esta cantidad (500.000 €), al club que le dio la oportunidad de dar el salto al fútbol de élite. Su llegada al PSG fue un éxito, consiguió buenas cifras desde el primer año, y sus actuaciones le sirvieron para llegar a la selección francesa. Sin duda un paso de gigante en su carrera, que sin embargó volvió a presentarle nuevos obstáculos en el verano de 2011.

La adquisición del 70% del club por parte del grupo de inversión catarí Qatar Investment Authority hacían presagiar una fuerte inversión en la parcela deportiva, que sin duda se convertiría en competencia directa para Hoarau. Dicho y hecho. A los fichajes para la zona ofensiva de los Menez o Pastore, se sumó la adquisición de uno de los goleadores más incipientes del fútbol francés: Kevin Gameiro. Por si esto fuera poco, a la brutal competencia a la que se iba a ver sometido esta temporada, se sumó una grave lesión en el mes de agosto cuando el equipo disputaba la fase previa de la Europa League, que le iba a tener meses alejado de los terrenos de juego.

Sin embargo, parece que nada puede detener a un goleador que ha hecho de la constancia su bandera, y que ha conectado con la grada de una manera bestial, como así quedó demostrado en su regreso a los terrenos de juego, cuando la grada del Parque de los Príncipes le regaló una atronadora ovación en su vuelta el pasado 14 de diciembre, en partido ante el Athletic Club de Bilbao de Europa League, en el que además, acabaría marcando. A día de hoy, se puede considerar a Hoarau el ’9′ titular del equipo, y es que sus actuaciones han convencido a Ancelotti hasta el punto de olvidarse de los 11 millones de euros que costó Kevin Gameiro, relegándole al banquillo en los últimos choques. Hoarau ha disputado hace tres semanas su partido número 100 en Ligue 1 con la camiseta del PSG ante el Caen, y es que, parece tenerlo claro: 10.000 kilómetros no se hacen para esperar a que las puertas se abran, si no que hay que derrumbarlas. Y eso lleva haciendo desde que hace dos lustros, lo hiciera con la Puerta Oceánica de la ciudad de Le Havre.

También te interesa: PSG: Millonaire Midnight in París

Síguenos también desde TwitterFacebook

PSG: Hoarau, la ‘torre’ de urgencia, 4.0 out of 5 based on 2 ratings

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche