Histórico
1 enero 1970Jose David López

Inglaterra: El fin de la Premier Reserve League

El modelo organizativo y comercial que explota el fútbol inglés es uno de los más elogiados de las últimas décadas. Su crecimiento ha sido exponencial en ingresos y en expansión de su marca registrada pero además, su defensa de las tradiciones más románticas, jamás le separó de sus gloriosos antepasados. Estricto en su reglamento y previsor en su calendario. Así, se convirtió en referente para posteriores prototipos por Europa (aunque particularmente, prefiero la libertad y prioridad al aficionado que existe en la Bundesliga actualmente) y en el ejemplo ideal a la hora de comparar campeonatos desde un punto de vista crítico. Sin embargo, existía una estructura de base, con el origen como epicentro, siempre abierta al debate, la dubitativa Premier Reserve League.

En ella, los equipos reservas de los participantes en la Premier esa campaña (este curso no quisieron participar oficialmente Manchester City, Tottenham, Stoke y QPR), quedan divididos en cuatro grupos (de inicio fueron dos) conforme a su localización (si el primer equipo desciende, también lo haría el reservas). Empezó a rodar en 1999 sustituyendo a Central League Cup (ahora campeonato entre los equipos reservas del norte del país y de Gales) y a Football Combination (entre clubes reservas del sur del país y Gales). En global, existen hasta cuatro niveles diferentes en ligas de este tipo pero es en su primera división donde siempre encontró un desajuste que no convenció. Pese a que algunas voces extranjeras incluso pensaron en clonar este sistema, el proceso ha sido un descalabro para el fútbol inglés, que ha terminado por entender la enorme competitividad y experiencia de la que adolecían sus jóvenes, frenados por un torneo cuya dinámica no permitía progresar adecuadamente a sus mejores promesas. La nula regeneración de nivel que han padecido en los últimos años, les ha convencido para renovar el sistema.

Falta competitividad. Es un campeonato confuso porque nunca puedes saber lo que te vas a encontrar. Un día juegas contra un equipo que lleva cinco jugadores de la primera plantilla al reservas para ponerse en forma o porque no juegan donde desearían. Otro partido son todos juveniles. No te puedes guiar por resultados ni clasificación porque no existe una dinámica de partidos limpia y clara. Tanto que a veces no sabemos el calendario hasta horas antes”, afirmaba uno de los canteranos españoles del Liverpool hace unos años, Francis Durán. Por ejemplo, este año se han dejado caer por allí jugadores de primerísimo nivel como Valencia, Lennon, Ben Arfa o Lukaku, porque el formato lo permite.

Los técnicos (sobre todo extranjeros) que han ido conociendo el funcionamiento de las categorías inferiores inglesas, lo han criticado siempre por su nefasta propuesta para el crecimiento y la toma de experiencia de sus jóvenes. Ya hace años fue Kevin Keegan quien intentó eliminarlo con una serie de declaraciones que auguraban malos resultados de cara al futuro, algo que ahora han evidenciado. Hace meses, Villas Boas sugería que “pese a que existen inversiones, la raíz es errónea” pues “hay un eslabón perdido en esa edad” y opinaba que “no debe haber campeonatos nacionales entre los equipos del país, sino a nivel regional para dar a conocer más el talento y poseer más competitividad, que es lo que genera el crecimiento”. David Moyes (quizás el técnico que más promesas ha logrado hacer brillar) recalcó esas intenciones pues aseguraba estar “frustrado” con la falta de carácter de sus chicos al llegar al primer equipo y hasta Alan Pardew no ocultaba que deberían saber que “el formato actual no permite ofrecer oportunidades a esos chicos sin ser cedidos antes a un nivel intermedio”. Y para ello, todos revelaban el acierto de España en ese sentido pues “los adultos juegan a nivel nacional, los jóvenes a regional”, algo que tiene más sentido para ellos pues “si los niños no fueron capaces de ganar cuando eran jóvenes, no lo van a hacer cuando se enfrentan al enorme desafío del máximo nivel”.

Todo ello ha propulsado el remplazo del organigrama juvenil en Inglaterra baso la premisa de que la Premier League pueda asegurarse de una mayor experiencia y competitividad de sus jóvenes antes de dar el salto definitivo. La idea, que personalmente no me parece demasiado drástica, está en vías de desarrollo, pero ya ha obtenido algunos derechos para seguir adelante. El principal cambio, pese a todo, radica en las fechas de los partidos, que se disputaran siempre en fin de semana (no entre semana, sobre todo jueves, como hasta ahora). De esta manera, además, los jóvenes que no hayan tenido opciones con el primer equipo tras estar convocados, sí podrán participar con el equipo Reserva y viceversa. Entraría en vigor en la temporada 2013-2014 ya que a pesar del intento de algunos clubes para que empezara ya en agosto de este año, aún no se ponen de acuerdo en el número de jugadores mayores de 21 años que serán aceptados por partido.

Con estos cambios, Inglaterra admite deficiencias en su modelo y pretende resolver un problema crítico con sus categorías inferiores, muy alejadas de lo que en España pueden lograr canteranos cada semana participando en Segunda División o en Segunda B. El cambio (que también afectará a torneos Sub 18 a nivel nacional) avalado por el actual seleccionador interino, Stuart Pearce (ha llegado a decir que es “una vergüenza que muchos Sub 21 jamás hayan jugado un fin de semana y no tienen suficiente experiencia para poder dar un nivel superior”) desea generar una base de mayor regularidad. Un primer paso hacia el fin de la Premier Reserve League.

También te interesa: McClean, el zurdo desertor del SunderlandCamisetas: Nueva Umbro Inglaterra 2012

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Inglaterra: El fin de la Premier Reserve League, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche