Histórico
1 enero 1970Jose David López

Bayern: Mediocentros, solución sin seducción

El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender. Y el camino hacia la luz no atiende a energías extenuantes o sacrificios multiplicados, sino de libertad y talento. Lo primero se puede generar con escuderos enérgicos como acompañantes, pero el factor diferencial, ese punto determinante que ofrece sentido e identidad a una propuesta y aquello que descongestiona los sistemas rivales, no se fabrica en un esquema, sino que explota cualidades predefinidas de un jugador con técnica depurada. Y ese que aporta ritmo, clarividencia, agilidad en el despliegue y alterna asociaciones con cambios de sentido, brilla por su ausencia en la gran mayoría de clubes. Es la merma creciente del fútbol actual y, por tanto, se añora tanto como se intenta paliar. Todos los registros para hacerlo son válidos, lícitos y admirables. El Bayern Munich, consciente de sus limitaciones, lleva años buscando soluciones sin convencimiento, aquellas que ahora tendrá que someter al análisis más exigente.

Porque los experimentos de Jupp Heynckes han tenido cierta naturalidad y consistencia ante rivales y contextos secundarios. No hay que ignorar que en la Bundesliga, al menos en los partidos como local ante clubes menores, su superioridad es enorme y la elección de mediocentros ante clubes inferiores sin demasiada oposición, deja de ser algo extremadamente prioritario. Pero cuando las exigencias del guión no permiten dudas, el Bayern sintió debilidad ante su decadente propuesta, teniendo que ignorar muchas veces la posesión y cambiando su mentalidad predeterminada, permitiendo crecer al rival. Sirvan de ejemplo sus derrotas en Bundesliga (cinco a domicilio y dos como local). En un alto porcentaje, el primer paso fue hacia atrás, retrocediendo ante la incapacidad de sostener la posesión con firmeza.

Realmente el principal problema del mediocentro muniqués radica en la falta de alternativas globales al puesto, con lo que la sensible ausencia de Bastian Schweinsteiger durante muchas fases de la actual campaña por lesiones (se ha perdido más de la mitad de choques) ha acrecentado la sensación de inconsistencia. ‘Schweini’, que cuando empezó a destacar siempre jugaba como interior diestro o jugador de banda con facilidad para buscar diagonales en busca de su gran disparo, hace años que fue readaptado a esa posición, donde ha encontrado mayor protagonismo. No me parece el mejor organizador del planeta y tampoco es el más fiable tácticamente pero su experiencia, capacidad de desplazamiento y fortaleza física, han agigantado su figura a la de uno de los mejores jugadores alemanes del momento. Por ello, sus lesiones modificaron demasiado el plan pre-establecido por el Bayern en su medular este curso.

Hemos podido comprobar como Toni Kroos, cuya mejor campaña fue en el Leverkusen (cedido por el Bayern) con Heynckes y actuando como llegador, tomaba el nuevo rol de hombre creativo intentando paliar ese déficit clarividente en la medular. Cierto que Kroos tiene calidad técnica talento y eficiencia clarividente pero se aleja mucho del canon natural de un mediocentro pues no domina espacios ni lecturas tácticas, con lo que se le exige a un desgaste que no se ha visto obligado a cumplir hasta los partidos de mayor nivel, donde ha quedado debilitado en ese rol. Y además, pierde su mejor cualidad, la de llegar por sorpresa desde segunda línea. Es un futbolista creciente, con margen de proyección y capacidad, por lo que quizás en unos años, interiorizará esa posición y se convierta en un gran mediocentro pero hoy, al menos ahora, no lo es. De echo, cuando Schweinsteiger estaba en forma, Kroos incluso jugó de enganche dejando en el banquillo a Muller.

Tomando un protagonismo interesante aunque siempre a la sombra como fiel escudero, se han situado rotativamente Luis Gustavo, Tymoschuk y hasta Alaba. El brasileño es quien más minutos y regularidad encuentra porque llegó para ese puesto hace un año y medio y porque su perfil permite liberarse a su acompañante. Un rol similar, aunque con más experiencia y menos preferencia de Heynckes, es el que tiene el ucraniano. La opción del austriaco, que pese a ser esa su posición de partida y la que ocupó cuando fue cedido al Hoffenheim, ha dejado de ser efectiva y tras probarlo durante varias semanas, finalmente volvió al lateral zurdo (donde debutó con 17 años en Baviera sin ser esa su demarcación real). Estas opciones, descartando a Alaba, son muchísimo más físicas, tácticas y de desgaste.

Como es muy improbable que Toni Kroos y Schweinsteiger formen la pareja de mediocentros de inicio (sobre todo porque el capitán tiene molestias que le han permitido volver en los últimos partidos pero nunca de arranque), se hace indispensable pensar en que el mediocentro del Bayern en partidos de máximo nivel como el de esta eliminatoria ante el Real Madrid, será formado por un jugador de cada estilo. La opción más factible sería Luis Gustavo-Kroos, que es la que ha usado últimamente. La de mayor riesgo sería introducir a Kroos-Schweinsteiger (podría darse si Heynckes quiere jugársela de inicio en el Allianz). Y la más cautelosa Luis Gustavo-Tymoschuk. Si se trata de aventurarse, un Schweinsteiger-Luis Gustavo es mi apuesta.

Sea cual sea su elección, el Bayern de Heynckes necesita imperiosamente un jugador de ese corte que no parece estar pese a todo en sus prioridades de cara al futuro. Un mediocentro fijo, organizador, caracterial y tácticamente correcto que sea la solución porque hasta ahora, todas las alternativas son urgencias sin seducción. Urgencias sin identidad.

También te interesa: Alemania: Velocidad y ambición renovada o Bayern: El año de Toni Kroos

Síguenos también desde TwitterFacebook

Bayern: Mediocentros, solución sin seducción , 5.0 out of 5 based on 1 rating

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche