El Enganche

Análisis e historias del fútbol internacional contadas por los mejores especialistas.

Liga: El Atlético no falla (2-0)


Síguenos también desde Twitter y Facebook

Comentarios (0)

MLS: Atlanta, el termómetro de la evolución

Atlanta 2017

Por Sergio Gutiérrez (Analista de fútbol estadounidense y MLS)

La Major League Soccer continúa su expansión y crecimiento hacia lo más alto y vuelve a anunciar un equipo nuevo. Atlanta, será el numero 23 acercándose así, al cierre de proyecto de comisionado de la liga, Don Garber, que apuntaba a 24 equipos antes del 2020 fecha en el que se revisara al completo la competición y se deberán determinar los planes de futuro de la liga. Este es el cuarto anuncio de una franquicia nueva que llega a la MLS en menos de un año, tras New York City, Orlando City y Miami. 2017 sera cuando el nuevo equipo comience su participación en la liga, tan solo quedando en el aire el comienzo de la franquicia de Beckham en Miami, que no será anunciada hasta que termine de confeccionar su plan de estadio.

Atlanta no es un candidato nuevo. La “capital del sur” genera muchas dudas en el entorno MLS, ya que sus puntos débiles son los que han conseguido que las franquicias de reciente creación estén consiguiendo un éxito sin precedentes dentro del fútbol de Estados Unidos. Atlanta no tiene un respaldo social grande, ni siquiera una estructura creada que venga trabajando desde hace un tiempo en la creación de un equipo de fútbol. Por contra, tiene dos puntos fuertes que le han servido para convencer a la liga de forma prácticamente rotunda. Una de ellos es su propietario. Arthur Blank es uno de los gerentes deportivos de EEUU con más colchón económico del país. Su aportaciones de dinero al equipo del que es propietario, Atlanta Falcons de la NFL, es un ejemplo del potencial que puede llegar a ser este nuevo equipo. Blank lleva mucho tiempo estudiando la entrada en la MLS pero no ha sido hasta ahora cuando ha decidido que el momento era el ideal. El segundo punto clave es su nuevo estadio. Muchas ciudades con sus inversionistas detrás, tienen capacidad social y económica para lanzar un equipo en la MLS, pero todos ellos se topan con el problema de la construcción de un estadio acorde a las exigencias. El imperio ya es una realidad. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Anderlecht: Tielemans, el todo-campista del futuro

Tielemans - Anderlecht

La maquinaria estuvo parada durante décadas. No existía solución, se había estropeado, los cables no encontraban su conexión adecuada y las chispas saltaban sembrando duda en todas direcciones. La paciencia estaba al límite, el caos se apoderó de las generaciones noventeras-inicios de siglo, e incluso las decepciones dejaron de serlo ante la falta de posibilidades reales de mejora. El horno quema panecillos sin parar. Los amasaba como siempre, los calentaba a la misma temperatura pero, cuando tocaba morderlos, todos se habían quemado. Sin mecánico capaz de renovar la receta, Bélgica cayó al anonimato internacional que algún día había ocupado y que otrora repercutió en la grandeza no solo de sus selecciones, sino incluso de sus clubes. Cuando la realidad había superado negativamente cualquier pesadilla de ficción y la derrota era un automatismo irremediable, un par de atisbos en divisiones inferiores avisaron de que la solución podría estar llegando.

Bélgica ha reactivado sus mejores perspectivas de cara al Mundial de ese verano tras haber roto cualquier negatividad anterior. El motivo es que aquél vetusto horno de estrellas ochenteras ha vuelto a encontrar el punto justo de cocción y la masa resultante ha superado cualquier test previo. Los Scifo, Ceulemans, Gerets y compañía, necesitaban ya ser apartados del recuerdo más latente y ahora los ‘Diablos Rojos’ disfrutan de una camada que lleva muchos años siendo la esperanza del país y una de las grandes atracciones a nivel global. Talento unido en un mismo momento y cualidades de primerísimo nivel que absorben el mercado internacional tal, protagonizando los traspasos más sonados (Hazard, Fellaini, Vertonghen, Alderweireld, Benteke, Lukaku, De Bruyne, Chadli…) Dentro de esas jóvenes promesas que dejan de serlo o que están a un paso de explotar definitivamente, el fútbol belga sigue empeñado en demostrar que no acabará aquí, sino que su buen trabajo de base tiene muchas alegrías futuras. Hoy, aquellos niños buscan hacerse adultos en la elite, aunque algunos ya estén obligados a ser elite casi sin haber dejado de ser niños. El último chico de la esperanza es Youri Tielemans. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Real Madrid: Ancelotti, indiscutible protagonista

Ancelotti - Real Madrid

Por Alberto Piñero (@pineroalberto), periodista cobertura diaria Real Madrid

El Real Madrid es campeón de Copa del Rey. La imagen de Iker Casillas levantando el trofeo al cielo de Valencia forma ya parte de la historia del fútbol, pero sobre todo, de la más rabiosa actualidad. Este título le abre las puertas al Real Madrid de la Champions League, a la que llega con la moral por las nubes. Y sobre todo, le abre las puertas del futuro a Carlo Ancelotti, un entrenador que llegó de puntillas, que nunca pareció granjearse las filias de todo el madridismo, y que sin embargo a día de hoy ya sólo puede mejorar lo que hizo en su temporada debut el cacareado José Mourinho. Un Ancelotti que, lejos de ganar este título guiado por la inercia de sus jugadores, fue protagonista indiscutible de esta final. Todo para bien.

Primero, por la apuesta de Isco. Decían muchos que quizás Asier Illarramendi le aportaba más equilibrio a este equipo, y que podría necesitarlo ante el Barcelona. Incluso lo decían dentro del propio Real Madrid. Sin embargo, el técnico de Reggiolo fue fiel a sus principios. Quería ganar al enemigo clásico, discutiéndole la posesión, tratando de hacer el fútbol espectacular que proclamó el día de su presentación. Y para ello, la mejor opción era sin duda la del malagueño. El ‘23’ hizo su parte del plan, evidentemente, pero nunca pudo haberlo logrado si el técnico no hubiera hecho esa apuesta en un primer momento. Mini punto para Ancelotti. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

El masajista más osado del mundo

El fútbol no cede. Como si de una constante ruleta de sensaciones, singularidades y retos por cubrir se tratara, no existen límites. Cuando todo parece haber sido visto, comentado y criticado, aparece un protagonista nuevo con ganas de poner a prueba la sapiencia del reglamento y, de paso, los nervios de los que se ven directamente involucrados. No será tan chistoso el momento para los aficionados perjudcados, pero sin duda, es una de las imágenes más impactantes del año. No fue un gol, no fue una parada, no fue un delantero estrella ni tampoco el portero de moda, sino… el masajista.

Se disputaba un encuentro perteneciente a la Serie D brasileña entre los equipos del Aparecidense y Tupi. Con un igualadísimo y peleadísimo 2-2 en el marcador, el Tupi buscaba imperiosamente marcar un tanto más para seguir vivo en el torneo y cuando parecía inminente la concreción del golmerced a una gran jugada colectiva… apareció el defensor menos esperado de la noche. Um colaborador del equipo, el mismísimo masajista, no dudó en entrar poco a poco en el césped hasta que decidió frenar hasta en dos ocasiones la pelota con sus propios pies como si del último defensor de su equipo se tratara. Demostró tanta habilidad en el instinto para sacar la pelota en la línea de gol, como para reaccionar de inmediato y correr sin mirar atrás mientras todos querían ‘matarlo’. La persecución, digna de carreras de galgos, no sirvió para frenar al osado protagonista de la noche. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Luther Blissett: El anonimato del nombre

Luther Blissett - Watford

Corría el año 1994, la atención futbolística se centraba en el Mundial de Estados Unidos. Mucha expectación en torno a la cita. Cuando un hecho, a priori, sin importancia, tiene lugar en Italia. Cuatro jóvenes se cuelan a un tren, siendo detenidos por ello. La sorpresa llega cuando se les pregunta por sus nombres, todos aseguran llamarse Luther Blissett. Los adolescentes no cambian su identificación ni en comisaría, ratifican que su nombre es ese, Luther Blissett. Poco a poco, comienzan a surgir una serie de acontecimientos que se salen de la norma, y todos ellos, cuentan con una misma firma, Luther Blissett. Al mismo momento, en otro lugar del planeta, concretamente en Inglaterra, un futbolista que acaba de retirarse, trata de seguir vinculado al fútbol como director técnico. Este exjugador, se llama Luther Blissett. No hay nexo de unión aparente. Muchas preguntas en el aire.

Luther Loide Blissett había sido un jugador más en la historia del fútbol. Una historia breve, pero intensa, en la que un sinfín de nombres han aportado su granito de arena para contribuir en la grandeza del bello deporte. Muchos no dejan de ser meros extras en películas dónde los protagonistas son otros. Blissett, podríamos decir que había sido un actor de dos frases, sino estamos exagerando. El jugador inglés, de origen jamaicano, fue uno de los primeros futbolistas negros en jugar con la selección inglesa. Con ésta internacionalidad dijo su primera frase en la película. Aunque, Viv Anderson le eclipsara en la escena. Inciso. (A razón del origen jamaicano de Blissett, recomiendo el visionado de la película ‘This is England’, explicación del movimiento Skin en Inglaterra y de la unión fundacional de este movimiento, entre jamaicanos y británicos). Luther Blissett habría sido otro anónimo más, pero una vez retirado, su nombre empezó a sonar en Italia, y luego en todo el mundo. Diferentes acciones anónimas llevaban la firma del jugador. Quizás su paso fugaz por el Milán era la explicación a este embrollo. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Barça-Madrid: Ciclotímicos y galeses

balecelebra

Hay ciclos de noventa minutos, ciclos de años, ciclos de meses y no ciclos. Ay. El Barcelona agotó un ciclo, dicen, que empezó ganando y acabó perdiendo. Probablemente, el gato de mi vecino del quinto hubiese dado con esta conclusión de tal profundidad. Gano, bien; pierdo, mal. La fortaleza del Barça, como todas las fuerzas que consiguen la excelencia, radica en la idea y no en el resultado, en el camino y no en la meta. Concepto gandhiano éste que podría ir perfectamente asociado a los valores que, de repente, el club ha preferido disociar de lo cotidiano a favor de trapicheos en fichajes, dudas en los niños y el azote permanente a Messi. Como algunos otros genios, depositario de responsabilidades para lo bueno y para lo malo.

El Barcelona fue al partido como va uno al quiosco, de forma natural y, si cabe, con el pijama. Ir al quiosco es una suerte de inercia que uno hace por matar el tiempo. Así las cosas, el Madrid trazó un plan simple: seguir la estela de quien escoge quedarse en el sofá. Es decir, vio el partido del Atleti y del Granada y siguió el camino. Ancelotti corrigió aquel pasillo a Messi de Liga y puso a Isco y Di María, cada uno en una banda, pero pegados al centro como imanes. A algunos equipos de fútbol se les olvida que la portería está en el centro y acaban regalando la frontal del área, vaselina incluida, para correr a tapar las bandas, por donde no pueden pasar mucho más que los atletas y los artistas. Ayer el Madrid no quería salir en cama y corrió mucho, se desgastó y acabó hasta con Carvajal, Varane, Pepe, Ramos, Coentrão, Xabi, Illarramendi y Casemiro en el campo. Máxima expresión del pragmatismo, incluso de la planicie general. Plan suficiente e inteligente, todo sea dicho.

Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Copa del Rey: Los nombres de la Final

Bale - Real Madrid

Volvían a Valencia, ese estadio donde ambos ya habían levantado este mismo trofeo copero tan devaluado durante todo el año y tan sobrevalorado en su última instancia. Volvían a encontrarse tras pésimas conclusiones en eliminatorias europeas que frenaban su entusiasmo orgulloso. Volvían a ese contexto donde el ganador parece sumar poco y el perdedor parece perder mucho mientras ambos miran la lucha liguera sin acritud alguna. Y, sobre todo, volvían a cruzarse los planteamientos mil y una vez repetidos durante los últimos años. Un Real Madrid lleno de entusiasmo, vitalidad, dinamismo y creencia vital en sus condiciones atléticas ofensivas para aprovechar las debilidades conocidas de un frágil entramado defensivo rival. Un Barcelona aletargado, castigado por ello y clonando por enésima vez su receta posesiva como afán anestesiante para cualquier muro táctico que se precie. Sin la estrella Cristiano, sin el necesitado Piqué, con dos vertientes dispares y, de nuevo, calcando valores ya predeterminados a todo Clásico. La fórmula ha ido premiando sin condiciones ni avisos a unos y otros en sus últimos cruces y hoy, cuando el desgaste físico parecía acabar siendo determinante, una locolomota lo desequilibrió. La Copa del Rey es del Real Madrid.

Di María: El Real Madrid ha tenido que gastarse 100 millones de euros en traer a Bale para no solo aprovechar poco a poco al galés, sino para sacar la versión más competitiva del ‘Fideo’. El argentino no solo corre, no solo lucha, no solo llega al área rival, no solo ayuda defensivamente y no solo marca el primer gol de la Final de Copa, sino que además, desactivó con su mentalidad el planteamiento rival. Clave, determinante era el trabajo que pudiera ofrecer al colectivo tanto él como Isco de interiores y aunque precisamente el físico fue lo que acabó propiciando su debilidad con el paso de los minutos, claramente el MVP. Estuvo en todas, obtuvo recompensa personal y generó la victoria colectiva. Un fichaje galés trajo un re-fichaje argentino. Seguir leyendo…

Comentarios (0)
Un desarrollo de Pedro Puig